Por Pamela Silva
14 abril, 2020

Y solo hay que usar… ¡dos toallas!

Bajar de peso no es sencillo, hacer ejercicio no es entretenido para todo el mundo y tener que dejar de comer algunas de las cosas más deliciosas del planeta no es una idea atractiva, qué es vivir sino podemos comer lo que queramos, ¿cierto?

Además, hay algunas personas que no suben de peso de forma “uniforme”. Me refiero a que les suelen engordar ciertas partes del cuerpo cuando comienzan a subir de peso, en mi caso es la cara, mientras que los brazos siempre los tengo más o menos iguales.

Y definitivamente lo peor, son las chicas a las que les sale ese molesto “rollito” en la cintura, ese que se sale fuera del pantalón y que es tan, pero tan desgraciado y complicado de bajar.

Macarena Salinas

Sin embargo, si no te gusta hacer ejercicio ni dieta aquí podrías encontrar una solución. Un médico japonés desarrolló una técnica para reducir centímetros de cintura bajo la premisa que era posible mediante la reacomodación de nuestros huesos pélvicos e intestinos.

Aunque tienen que tener algo claro: no se puede hacer más de dos veces a la semana y es muy posible que sólo sea un efecto momentáneo. Si quieren algo más duradero, no queda de otra más que recurrir a dietas y ejercicios.

Por mientras, acá lo tienen:

1. Enrolla dos toallas

2. Acuéstate en el piso, boca arriba colocando la toalla bajo tu cintura.

Macarena Salinas

3. Levanta tus brazos hacia arriba con ambos pulgares tocándose el uno al otro.

4. Haz lo mismo con tus piernas, estíralas y que ambos dedos gordos de cada pie deben tocarse.

5. Quédate en esa posición por cinco minutos.

6. Después, ponte de lado para quitarte la toalla de la espalda y levántate de a poquito, si lo haces muy brusco te va a doler.

Macarena Salinas

7. ¡Listo! Sorpréndete con los resultados.

Puede interesarte