Por Cristofer García
10 agosto, 2022

Aunque sea difícil cambiar costumbres, como lo es la forma de ir al baño en el caso de los chicos, lo cierto es que hacerlo sentados ofrecería una serie de beneficios. Para nada afectará a la masculinidad de nadie.

Hay cuestiones que culturalmente parecen imposibles de cambiar, porque toda la sociedad está planificada para que ocurran de tal manera. Se trata de costumbres que, por los siglos de tradición que llevan, puede que resulten sumamente difíciles que de alguna forma sufran alguna modificación, a pesar de que esto último pueda ser positivo.

Una de esas prácticas es la forma de ir al baño, lo cual es muy diferente entre hombres y mujeres. Y es que, como bien se sabe, a los varones les enseñan desde pequeños que deben orinar parados, en parte por la forma de su aparato reproductor. Mientras, las niñas lo hacen sentadas.

Pero, a pesar de la tradición que existe tras esta forma, ¿será lo correcto, más cómodo o más higiénico para los chicos? La verdad es que hacerlo de esta manera les ahorra mucho más tiempo, porque solo es ir, hacer y marcharse, por su puesto a lavarse las manos después. Mientras, las mujeres deben sentarse, secarse, y por lo general invertir más tiempo yendo al baño.

Sin embargo, es algo que los hombres se pueden tomar tanto para el relajo que terminan siendo sucios al momento de orinar. De hecho, es un cliché muy cierto que los varones manchan la tapa del inodoro cuando van al baño, lo cual queda evidenciado en quienes viven en pareja, porque usualmente las chicas deben lidiar con este desagradable problema.

Es ahí donde surge la interrogante, ¿será más conveniente que los hombres orinen sentado? Claramente esto puede ser mal visto para quienes tienen una mentalidad cerrada e incluso machista, porque pensarían que se trata de restarle masculinidad a alguien que decida sentarse para orinar.

Sin embargo, hay figuras públicas masculinas que están de acuerdo por hacer pipí sentados. Uno de ellos es Lionel Messi, el futbolista estrella del París Saint-Germain y de la selección de Argentina, quien ha revelado anteriormente que se siente más cómodo yendo al baño sentado.

Pero no se trata solo de un beneficio en cuanto a la higiene, porque evitaría ensuciar la tapa o el piso del baño, sino que también ayudaría a relajar la próstata, de acuerdo al departamento de Urología del Leiden University Medical Center, en la ciudad de Leiden, Países Bajos.

Es por ello que la mejor opción para los hombres es dejar el innecesario machismo atrás y abrirse a nuevas tendencias, que pueden traer mejorías no solo para su salud sino que evitaría tener un baño salpicado de orine.

Puede interesarte