Por Andrés Cortés
29 junio, 2018

El hombre, que es maestro, tuvo la oportunidad de bajarse pero sus alumnos lo estaban observando. Lo hizo por ellos y terminó de la peor forma.

Los juegos mecánicos no son del gusto de todos y de seguro tienes a más de un amigo al cual le causan pavor y ni siquiera los puede mirar. Pero a este docente lo convenció uno de sus alumnos a que se subiera a una terrorífica esfera giratoria. No pensó que lo lamentaría tanto luego de tan solo unos segundos en la “máquina de diversión”.

En el video se puede ver cómo un hombre, a quien se le desconoce su identidad, sube a un juego mecánico que es una especie de rueda que hace girar el cuerpo en 360 grados luego de que uno de sus alumnos lo convenciera.

YouTube Antonygar

En los primeros segundos del video se puede ver cómo lo amarran de los pies, por medidas de seguridad, a la instalación mecánica.

El hombre no se ve muy seguro y mira con algo de desconfianza lo que hace el empleado del centro. Yo hubiera pedido bajarme, pero él fue valiente y se atrevió.

YouTube Antonygar

Una vez que lo terminan de anclar desde los pies, le ordenan afirmarse de los fierros que se encuentran arriba con sus manos, pues la cosa se pondrá algo movediza cuando el juego comience su funcionamiento.

El sujeto, con una gran sonrisa en su cara acepta el reto y lo hace. Pero su expresión cambia a los pocos segundos de que inicia el juego.

YouTube Antonygar

¿Preparado? La máquina comienza a moverse y a todos nos causó sorpresa los agitados movimientos y las múltiples vueltas que esta da. Pero él, continuando con su valentía, se mantuvo firme y no gritó de pánico en ningún momento.

Pero a los pocos segundos, sus pantalones comienzan a caer de manera incontrolable y las risas de sus alumnos son hilarantes.

El docente se da cuenta y no puede hacer mucho, ya que con sus manos está afirmado de la estructura metálica, por lo que grita que por favor detengan este aparato diabólico que expone todo su cuerpo.

YouTube Antonygar

En los últimos segundos del registro sus pantalones ya estaban en el suelo y, a pesar de que detuvieron el “juego de entretención”, ya se había ganado la vergüenza de todas las personas que lo vieron.

Aquí puedes ver el video.

Si bien él no fue quien compartió este registro en las redes sociales (habría sido uno de sus alumnos), esperamos que no haya tenido la intención de burlarse de él en forma negativa. Esto le pudo pasar a cualquiera y hay que tomarlo con humor.

Puede interesarte