Por Elena Cortés
25 September, 2017

“Créanme, puede parecer una tortura mental todo esto, pero a la larga te darás cuenta que vale la pena cambiar tu estilo por algo más saludable porque te sentirás más feliz”, dijo.

Entrar a la adolescencia y comenzar a sentir la presión social que va rodeando a todos en algún momento se ha vuelto uno de los mayores factores de por qué se cae en depresión a tan temprana edad. El qué dirán se vuelve importante, y la frustración por no cumplir las expectativas hicieron que James Tilley se obsesionara por verse más “atractivo” para las mujeres.

Desde que James fue niño sufrió con un tanto de sobrepeso. Y cuando llegó a cumplir 16 años comenzó a sentir el rechazo de muchas jovencitas por su físico, algo que lo marcó de cierta manera.

James Tilley

No es que fuera “gordo” o algo por el estilo, es que simplemente no tenía ese cuerpo supuestamente “ideal” por el cual muchas chiquillas se sentirían atraídas. Dijo que se sentía como un “miserable chico gordo”, así que cuando se graduó de la preparatoria tuvo un plan para combatir ese “detalle”.

El muchacho le contó a MailOnline que lo primero que hizo para cambiar todo su estilo de vida fue comenzar una estricta dieta.

James Tilley

Después se inscribió al servicio militar y comenzó a hacer ejercicio intensivo confesando que lo más difícil era rechazar la pizza cuando sus compañeros se daban ese “gusto”.

Pero, James le da todos los créditos de su increíble transformación a su prometida Emma, quien dice que lo ha inspirado desde el primer día que la conoció. 

James Tilley

“Ya no me importa lo que la gente diga, sé que el físico importa de cierta manera para comenzar una relación. Pero, sin ser quién soy como persona no estaría con Emma hoy“, confesó.

“Hoy me siento mejor que nunca”.

James Tilley

Después del servicio militar, James siguió haciendo  ejercicio y siguiendo dietas específicas para mantener ese físico que siempre quiso.

En la actualidad es dueño del gimnasio “Sui Generis Gym” en Wiltshire. 

James Tilley

Es genial poder inspirar a otros con mi transformación física. Créanme, puede parecer una tortura mental todo esto, pero a la larga te darás cuenta que vale la pena porque te sentirás más feliz“, concluyó.

Así luce ahora.