Por Cristofer García
27 October, 2022

Marcelino, de 100 años de edad, y Branca, de 96 años, de Brasil, no querían perder más tiempo e inmortalizaron su amor sin importar su avanzada edad.

En el amor no hay edad para decidir enamorarse y casarse. No importa la edad en la que se concrete la unión, porque el matrimonio no es algo solo de jóvenes, porque cuando se está enamorado con todo el corazón, el deseo de estar juntos es irrenunciable. Por eso, unos tiernos abuelos se casaron a los más de 90 años.

Marcelino, de 100 años, y Branca, de 96 años, decidieron no esperar más tiempo para celebrar su amor por lo más alto. Luego de ser novios por unos 2 años, esta pareja decidió casarse, sin importarles nada más que el cariño mutuo.

EPTV / Globo

Y es que, luego de conocerse en un momento en el que Marcelino vivió en la casa de su actual esposa, no quiso irse más nunca de su lado, aunque fue después de un año que comenzaron sus citas, según reseñó G1 Globo. Para esta pareja brasileña no faltan razones para tomar este tan deseado paso.

Los tórtolos eligieron una casa de retiro en Campinas, al sureste de Brasil, donde también viven. En esta misma ciudad, Marcelino, de nacionalidad portuguesa, fue nombrado ciudadano destacado por sus trabajos en ingeniería. Y luego de celebrar un siglo de vida, se motivó a asumir este reto en el amor.

EPTV / Globo

Además, este amor hace renacer en Branca un espíritu de juventud, que había creído perder. Aunque estaba asustada al momento de unirse en matrimonio.

“Incluso tuve miedo, dije ‘oh Dios mío, ¿y si se rinde?’ (…) y él pensó lo mismo! Luego, al final, los dos hablaron al mismo tiempo: pensé que ibas a renunciar”, dijo a G1 Globo. Ahí dieron el paso.

EPTV / Globo

Quienes viven a su alrededor han presenciado en crecimiento de este amor.”Ella sale de su habitación, va a la de él y hablan, va a darle los buenos días y lo besa, ¿sabes? Todo eso importa. Si está desabrigado, ella va, lo cubre y arregla su almohada. Siempre está cuidándolo”, dijo Monize Faria Cecílio, cuidadora de la pareja.

EPTV / Globo

“Todo este amor involucrado, amor desinteresado, amor puro, correcto. Y es muy cariñoso. Todo esto creo que es muy emotivo, muy verdadero, muy puro”, agregó Marilinda Ribeiro dos Santos, hija de Marcelino.

EPTV / Globo

Para el amor no hay barreras ni límites, ellos lo saben.