Por Cristofer García
8 agosto, 2022

“Luchó una batalla larga y complicada, murió en paz y sin dolor en los brazos de su madre. Era la estrella más brillante que he conocido, nunca olvidaré el impacto que mi hijo tuvo en esta tierra, realmente era un guerrero. Él estaba sufriendo, ahora está en paz, brilla intensamente mi pequeño guerrero. Descansa en paz nuestro hermoso hijo”, dijo Michael Gerry Fotheringham McConnell.

Se sabe muy bien que los padres lo harían todo por sus hijos, incluso dar su propia vida para salvarlos. Aunque ninguno quisiera estar en esta situación, muchos deben arriesgarlo todo en ocasiones para que sus pequeños estén bien.

En un momento así se encontraó Michael Gerry Fotheringham McConnell, de 33 años, padre de 5 hijos (Keira, Rebecca, Lacey, Winter y Thomas), quien esperaba un sexto bebé con su prometida, Stephanie Brown. Ninguno de los dos esperaba que esto se convirtiera en un escenario peligroso.

Michael Gerry Fotheringham McConnell

Según reseñó Daily Mail, la madre de 29 años sufrió complicaciones en la semana 18 de embarazo, cuando empezó a perder líquido amniótico (la sustancia que rodea y protege al feto. Michael no sabía qué decisión tomar en esas circunstancias, porque estaba en riesgo la vida tanto de la madre como del bebé.

“El médico que daría a luz me llevó a un lado y me preguntó, ‘si llega el momento, ¿quién sobrevive? ¿Madre o bebé’?'”, recordó Michael, de Inglaterra. Aunque el doctor le pidió elegir entre la vida de su amada o el hijo, decidió que seguirían adelante para tratar de salvar ambas vidas.

Asumiendo todos los riegos, nació su sexto hijo, Mickey Robert Gerry Fotheringham McConnell, el cual pesó solamente 538 gramos. Tuvo que pasar 3 meses en el hospital internado, sin embargo, el bebé no resistió y finalmente falleció a los 8 meses de edad.

Michael Gerry Fotheringham McConnell

Para rendirle honores a su pequeño, Michael lo llamó un “pequeño guerrero” al darle su último mensaje de despedida. “Es la estrella más brillante que he conocido”, expresó el padre en sus palabras. Por fortuna la madre logró sobrevivir a todo.

La familia sufrió mucho con todo lo que vivieron en esos momentos de incertidumbre. “Estaba aterrorizado cuando vi a todas estas personas y la expresión de sus rostros me dijo la gravedad de la condición de Stephanie. Cuando supe que la vida de mi prometida estaba en peligro, mi corazón se congeló, todo lo que me importaba en ese momento era que ella estuviera bien”, contó el padre.

Michael Gerry Fotheringham McConnell

“Todos estaban escépticos acerca de su supervivencia. He estado al lado de Stephanie en los peores y más aterradores momentos de mi vida. Con su pérdida de líquido, teniendo que sostener a Mickey en su cuerpo durante 6 semanas, fue agotador, física y mentalmente”, agregó.

Aunque el bebé pudo nacer e incluso los padres lo llevaron a casa, los médicos habían advertido que era posible que no sobreviviera. Lastimosamente así ocurrió el bebé murió el pasado 24 de julio.

Michael Gerry Fotheringham McConnell

Luchó una batalla larga y complicada, murió en paz y sin dolor en los brazos de su madre. Era la estrella más brillante que he conocido, nunca olvidaré el impacto que mi hijo tuvo en esta tierra, realmente era un guerrero. Él estaba sufriendo, ahora está en paz, brilla intensamente mi pequeño guerrero. Descansa en paz nuestro hermoso hijo“, dijo Michael.

Puede interesarte