Por Valentina Miranda
8 septiembre, 2022

Keren Salas ha vendido manzanas con ingredientes dulces y salados desde que tenía 7 años, y en vez de gastar dinero en un aniversario, optó por invertirlo en inaugurar un local en un centro comercial de Tijuana (México), con la esperanza de que crezca con el tiempo.

Las fiestas de XV años llenan de ilusiones a varias adolescentes en México, donde la mayoría espera con ansias aquel día en que cumplen aquella edad y lo celebran en grande junto a sus amigos y familia.

La idea de usar un hermoso vestido, bailar, disfrutar deliciosa la comida y ser la estrella suele ser fascinante, pero no para todas. Hay chicas que si bien agradecen la organización, tienen otras aspiraciones y saben cómo cumplirlas, como Keren Salas.

Facebook: Manzamania

Keren es una chica con una mente de empresaria, la cual ha desarrollado desde que era pequeña. Originaria de Sonora (México), se mudó a Tijuana en Baja California, donde optó por cambiar su fiesta de XV por abrir un local fijo para hacer crecer su negocio de manzanas.

El nombre de su marca es ‘ManzaMania’, a la cual se ha dedicado desde que tenía 7 años de edad, motivo por el que también es conocida como ‘La niña de las manzanas’.

Facebook: Manzamania

Para el día en que cumpliera 15 años de edad, sus padres tenían planeado organizar la clásica fiesta, pero Keren lo conversó con ellos 7 meses antes y les dijo que lo mejor sería utilizar el dinero para abrir su primer local fijo dentro de un centro comercial.

Como una fiesta de 15 años suele ser costosa, se dio cuenta de que era más conveniente hacer crecer su negocio. “Yo ya llevaba siete años con esto de las manzanas con chocolate o con chile y este año cumplo ocho; entonces quise un cambio, dijo a El imparcial.

Facebook: Manzamania

“Me planteé las cosas y pensé que la fiesta de cumpleaños iba a durar un día. Sí, la planeamos, pero al mes dije ‘no gracias’, por todo lo que debía gastar. Luego pensé qué más podía hacer en vez de gastar ese dinero en ropa o en un celular; entonces dije ‘pongo un negocio‘”, comentó al mismo medio.

De este modo, abrió una cuenta en el banco con la ayuda de sus padres y con la condición de que generara dinero para esta. Con la ayuda de su madre, ahora vende manzanas cubiertas de ingredientes dulces como chocolate, salados y además rebanadas de pastel.

Facebook: Club de Cochis

Aunque ha sido uno de sus primeros pasos en los negocios, sueña en grande. Keren desea abrir más sucursales en distintos centros comerciales con el tiempo, y publicar una autobiografía para relatar su salto como vendedora ambulante a joven empresaria. Así que pondrá todo su esfuerzo para conseguirlo.

Puede interesarte