Por Camilo Morales
13 septiembre, 2022

Emily Alexandra Guglielmo, de 32 años, descubrió que su hobbie de disfrazarse como Ariel de “La Sirenita” también podía convertirse en una oportunidad de trabajo. Además, aseguró que su novio la apoya. “Piensa que es sexy”, dijo.

Hay muchas personas que tienen la suerte de que sus gustos específicos pueden coincidir con ciertos nichos, y eso les trae una oportunidad para ganarse la vida a través de esos hobbies o intereses.

Pero, ¿qué pasa cuando tu gusto desde pequeña era ser una sirena pero al ser adulta eso toma un rumbo un poco más atrevido? Eso fue lo que le pasó a Emily Alexandra Guglielmo, una mujer de Florida, Estados Unidos, entusiasta por los cuentos de sirenas que hoy puede vivir gracias a eso.

Emily Alexandra Guglielmo

Según información de Mirror, Emily, de 32 años, desde siempre soñó con ser una de esas criaturas marinas mitológicas que con su canto confundían y atraían a los navegantes.

Cuando era niña cada vez que podía se disfrazaba de una de sus heroínas, Ariel, la protagonista de la película de Disney, “La Sirenita“. Pero a medida que fue creciendo se dio cuenta que esa pasión también podía convertirse en una oportunidad laboral.

Disney

Emily es contratada para fiestas infantiles y eventos exclusivos en donde le piden colocarse su traje y posar en piscinas para fotos y videos. Además, también asiste a cumpleaños infantiles e instancias con niños.

Así ha cosechado una gran cantidad de seguidores en sus redes sociales y ha estado ganando varios miles de dólares al mes por cada uno de los eventos.

Emily Alexandra Guglielmo

Sin embargo, ese pasatiempo que se transformó en algo más serio también dio paso a otro público objetivo: adultos que comenzaron a contactarla para realizar sesiones de fotos subidas de tono y con un estilo más erótico. 

Eso le causó gracia al principio, pero con el paso de las semanas se animó a hacerlo. Ahora tiene un exitoso perfil en OnlyFans con el que gana 8 mil dólares al mes.

Emily Alexandra Guglielmo

A veces me trollean, pero ¿a quién no en estos días? Lo uso como combustible para motivarme aún más. Mi novio es como mi adiestrador de sirenas. Me ayuda detrás de escena y me apoya mucho en mi carrera“, contó.

Emily también especificó que a veces sus clientes en línea se ponen un poco más exigentes y tienen ciertos gustos específicos. “Tengo algunos hombres que me piden que les haga videos personalizados de mí misma en topless, usando solo mi cola“, agregó.

A pesar de que eso pueda causar celos, ella dice que a su novio no le importa en lo más mínimo. “Le gusta cuando los hombres me miran boquiabiertos. Piensa que es sexy“, dijo.

Emily Alexandra Guglielmo

Ella sabe que ha encontrado un nicho, ya que no existen muchas sirenas en OnlyFans hasta el momento. Eso le ha ayudado a filmar comerciales de televisión de productos nacionales e incluso haber tenido una aparición en Playboy TV y en películas de Hollywood.

Emily sueña con poder dedicarse a ser sirena profesional mientras pueda. Recientemente se aventuró en otro rubro al fundar su primera línea de cosméticos con el que sueña patrocinar eventos de gran escala como por ejemplo los Juegos Olímpicos.

Puede interesarte