Por Constanza Suárez
18 agosto, 2021

Yesenia Lisette Aguilar tenía 35 semanas de embarazo cuando se encontró con un conductor ebrio. Su bebé logró nacer, pero ella falleció. James Álvarez quiso mostrar su amor infinito.

James Alvarez sufrió la pérdida de su esposa embarazada cuando la atropellaron en Anaheim, Estados Unidos, en agosto pasado. Para rendirle un tributo, decidió alzar un altar en su honor y fotografiarse junto a su hijo. 

Yesenia Lisette Aguilar tenía 35 semanas de embarazo y el pasado 11 de agosto de 2020 paseaba con su esposo cuando un presunto conductor ebrio saltó la acera y se estrelló contra la joven de 23 años.

Facebook James Alvarez

El bebé, Adalyn Rose, nació por cesárea de emergencia, pero Aguilar murió en el hospital a causa de las heridas sufridas en la terrible colisión.

En la publicación que Álvarez compartió en su cuenta de Facebook, alude a la famosa película de Disney Coco para honrar a su esposa. Junto a su hija Adalyn siempre la recordarán. “Recuérdame aunque tengo que despedirme, recuérdame. Adalyn y yo siempre te recordaremos”, escribió junto a las conmovedoras imágenes. 

Facebook James Alvarez

Las imágenes fueron capturadas por la fotógrafa Vanessa Carbajal Sandoval y en ellas se ve a Álvarez sostener tiernamente a su pequeña hija, frente a un Altar de los Muertos que fue construido para honrar la vida de su esposa.

El altar incluye una imagen de Aguilar embarazada rodeada de flores de cempasúchil, caléndulas mexicanas anaranjadas comúnmente utilizadas en altares para crear un camino que representa el paso del difunto de nuestro mundo al mundo de los muertos, con velas y otros símbolos religiosos.

Facebook James Alvarez

Álvarez se vistió de catrín, figura icónica para los mexicanos que simboliza la vida después de la muerte; y su hija pequeña, Adalyn se viste con ropa tradicional mexicana con un chal de colores y una corona de flores.

Facebook James Alvarez
Facebook James Alvarez

El presunto conductor que atropelló a Aguilar fue acusado de asesinato, un delito grave de conducir bajo la influencia de drogas que causan lesiones y un delito menor de conducir con una licencia suspendida. Si es declarada culpable de los cargos, enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua. Se declaró inocente de los cargos de asesinato en septiembre de 2020, según consignó NBC Los Angeles.

Puede interesarte