Por Diego Aspillaga
14 August, 2020

“Es un gran premio, un regalo de la vida que me va a ayudar mucho a cumplir mis sueños. Voy a poder ahorrar para la casa. Será más fácil ahorrar, construir mi casa que es mi sueño” dijo la feliz ganadora.

La pandemia provocada por el coronavirus nos ha golpeado fuertemente a todos, pero son nuestros trabajadores de la salud los que se han llevado la peor parte de esta crisis sanitaria.

Turnos eternos, peligro de contagio constante y observar a sus pacientes luchar contra esta enfermedad todos los días no es un trabajo fácil, pero con convicción y determinación, estos verdaderos héroes logran salir adelante y ayudar a la mayor cantidad de personas posibles.

OMS

Hay veces que su trabajo se da por sentado, que no se llevan todo el crédito que deberían. Sin embargo, existen situaciones en que el mismo destino parece recompensarlos por su sacrificio, y el caso de Emma así lo demuestra.

Nacida y criada en Los Andes, Emma, de 31 años, no dudó un instante cuando tuvo la oportunidad de volver a trabajar a su ciudad natal cuando terminó su carrera de enfermería.

Y como muchos otros profesionales de la salud, Emma ha sido una de las enfermera que, en tiempos de contingencia sanitaria, ha tenido que trabajar intensamente en un Centro de Salud Familiar (Cesfam) local, publicó Biobío.

Biobío Chile

En medio de todo este ajetreo, con turnos extendidos y una labor incansable, la profesional vio todos sus esfuerzos recompensados cuando se dio cuenta de que se había ganado un premio de lotería llamado “chao jefe” de Kino, que le entregará cerca de 626 dólares mensuales de por vida.

“Antes jugaba más esporádicamente, cuando me acordaba o cuando estaba cerca de un lugar donde vendieran los tickets, pero ahora estoy feliz porque puedo jugar siempre, por internet. Es más fácil, tengo recordatorio y juego con mis números”, dijo.

KINO

“Es un gran premio, un regalo de la vida que me va a ayudar mucho a cumplir mis sueños. Voy a poder ahorrar para la casa. Será más fácil ahorrar, construir mi casa que es mi sueño, también viajar sin tener que endeudarme tanto. Es un gran regalo de Kino”, añadió.

En las últimas semanas, Emma ha debido completar turnos de hasta 12 horas debido a la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus.

AP

“Lo que molesta de repente es que algunos sectores de la población no han entendido la gravedad de la pandemia. Eso es un desgaste para nosotros”, afirmó.

No obstante, reconoció que “en estos últimos días ha sido más tranquilo, porque los casos han ido bajando”.

Pixabay

Debido a su exposición debió dejar la casa de sus padres porque ambos pertenecen a la población de riesgo. Tampoco ha podido verlos de cerca, salvo contadas ocasiones, siempre manteniendo la distancia.

Esta mujer ha puesto su propia vida en peligro para ayudar a quienes más lo necesitan y todo su esfuerzo se vio recompensado por el destino,el que le envió un sueldo vitalicio como agradecimiento.

Puede interesarte