Por Camilo Morales
15 septiembre, 2022

“El reconocimiento no es solo lo material, sino que los papás valoran el trabajo del día a día de uno con los chicos. Se ve el amor de los chicos y las familias en este gesto”, aclaró la maestra.

Las escuelas suelen ser como un “segundo hogar” para todos los niños y jóvenes que asisten día a día. Y es que ahí es donde pasan la mayor parte de las horas de su semana, por lo que tanto compañeros como docentes son parte de una gran familia.

Eso genera que haya mucha conexión entre los profesores y sus estudiantes, lo que también conlleva que muchos alumnos recuerden con mucho cariño a aquellos maestros que les enseñaron cosas que no caben en los libros.

Facebook Cadena 3 Argentina

Hace unos días un grupo de alumnos se puso de acuerdo y se organizó para realizarle un homenaje a una de sus profesoras, llamada Paula. Fue así que decidieron adornar el aula y comprar cosas para comer, pero también hacerle un regalo especial que pudiera recordar. 

Según información de Cadena 3, los estudiantes le mandaron a hacer un pastel para el Día del Maestro, que en Argentina se celebra cada 11 de septiembre, pero en su interior tenía varios billetes enrollados a modo de obsequio.

Facebook Cadena 3 Argentina

Se trataba de alumnos de segundo grado, quienes tuvieron la idea que pudieron concretar gracias a la ayuda de sus madres.

Fue una sorpresa. Ingreso con los chicos al aula y veo que en la puerta me estaban esperando las mamás. Me acerco y las veo con un paquete enorme y arriba una cajita. Cuando la abro me encuentro con un collar de plata grabado con mi nombre (…) Pero todos me decían ‘¡abre la torta!’“, narró la maestra.

Facebook Cadena 3 Argentina

La docente ya estaba emocionada por aquellos regalos, pero su sorpresa fue mayúscula cuando se dio cuenta lo que había dentro de la torta. “Cuando abro la caja más grande, por encima había un globo de corazón que decía ‘tire de aquí’. Entonces yo empiezo a sacar y me encuentro con la mayor sorpresa que eran billetes de mil pesos“, agregó.

Ahí sus pupilos comenzaron a gritarle: “¡Seño, eres millonaria, eres rica!”, lo que causó la gracia de ella y de los padres presentes.

Paula sabía que el obsequio monetario era importante, pero ella quería ponerle énfasis al gesto de cariño que tuvieron con ella sus estudiantes. “El reconocimiento no es solo lo material, sino que los papás valoran el trabajo del día a día de uno con los chicos. Se ve el amor de los chicos y las familias en este gesto“, cerró.

Puede interesarte