Por Francisco Lira
29 mayo, 2014

Heather Dorniden estaba liderando una carrera de 600 metros con una sola vuelta para el final, cuando de repente, se tropezó y cayó al último lugar.

La mayoría de la gente se habría dado por vencida y aceptado su desgracia. Esta no era cualquier carrera, era la final de un Campeonato de la universidad en contra de algunos de los mejores corredores de la nación. Pero, Heather no se dio por vencida. Lo que hizo a continuación sacudió a toda la multitud, y estás a punto de ver por qué.

httpv://youtu.be/xjejTQdK5OI

Puede interesarte