Por Alvaro Valenzuela
11 enero, 2016

El tenista de 23 años se enfrentaba a una de las leyendas contemporáneas del tenis. Respeto.

Aunque en el deporte muchos aprovechan cualquier detalle para sacar ventaja, Jack Sock dio una demostración de clase y honestidad. El tenista estadounidense jugaba contra Lleyton Hewitt en la Copa Hopman y a pesar de que un error arbitral lo iba a beneficiar, él decidió ser sincero y contarle a su rival lo que estaba sucediendo.

Hewitt estaba al servicio y luego de sacar un potente primer saque que Sock no pudo responder, el arbitro marcó falta pues según él había pegado fuera de los límites permitidos. A pesar de esto, Sock vio que la bola había tocado la línea, por lo que le dijo a su rival que sí era válido. “Cayó adentro por si la quieres desafiar. Desafíala”, dijo el tenista ante la mirada incrédula del árbitro en su silla y las risas de toda la gente.

Nadie podía creer lo que estaba haciendo Sock, menos su rival y el árbitro o umpire:

Desafiar o hacer challenge es cuando a los tenistas se les da la oportunidad de objetar los cobros de los árbitros mediante el uso de la tecnología. Hewitt no lo podía creer pero le hizo caso a su rival y efectivamente las cámaras demostraron que el punto era a su favor y que el saque había sido válido. Todo el público aplaudió a rabiar la actitud de Sock por su excelente espíritu deportivo y honradez.

Finalmente Jack Sock perdió el partido… pero se ganó el respeto de todo el mundo.

Mira las imágenes de este inspirador momento:

Quizás los futbolistas que simulan podrían mirar este video… ¿Harías algo similar?

Puede interesarte