Por Camilo Morales
14 septiembre, 2022

Según un portavoz del recinto, ubicado en Taiwán, su idea era celebrar el Festival de Medio Otoño pero no sabían que eso podía ser ofensivo. De hecho, aceptaron en un comunicado que las bailarinas fueron “demasiado entusiastas y fogosas”.

Los hogares de ancianos cuentan con una vasta gama de actividades para que los adultos mayores puedan compartir entre ellos y se mantengan activos durante su estancia ahí. Sin embargo, hay un recinto que se lo tomó muy a pecho.

Y es que para mantener la energía y la vitalidad de sus residentes no encontraron nada mejor que organizar un espectáculo erótico con una stripper, que tenía la misión de “prender” la sala repleta con una docena de abuelitos.

Twitter @wallstwolverine

Se trata del Hogar de Veteranos de Taoyuan, en Taiwán, en donde según New York Post, sus autoridades pensaron que esa era una excelente forma de celebrar el Festival de Medio Otoño, festividad típica de China.

Pero lo que creyeron que podía ser una forma de entusiasmar a sus abuelitos no resultó tan bien. Las imágenes de las bailarinas eróticas se difundieron por las redes, y al ser un recinto estatal, la actividad fue muy criticada.

Twitter @wallstwolverine

En el registro se puede ver una de las muchachas vestida con una lencería de encaje y bailando frente a los ancianos. La joven les ponía sus pechos en sus caras y los invitaba a que la tocaran.

Los abuelitos parecían no estar incómodos con la escena, sino que todo lo contrario: aplaudían y se reían por lo que estaba ocurriendo. A pesar de eso, el hogar tuvo que emitir un comunicado disculpándose por la actividad.

Twitter @wallstwolverine

La intención del evento era entretener a los residentes y hacerlos felices. Lamentamos mucho la ofensa que se causó“, decía el texto que publicaron.

Desde el recinto también dijeron que habían pensado en un evento de este tipo porque los dos años anteriores se había cancelado el Festival de Medio Otoño producto de la pandemia de COVID-19, por lo que querían realizar algo “distinto” para esta ocasión.

Eso sí, aceptaron que las bailarinas habían sido “demasiado entusiastas y fogosas“, y que para otros eventos serían “más cautelosos“.

Puede interesarte