Por Mariana Meza
25 febrero, 2021

Las cámaras de seguridad en la puerta registraron la buena acción del hombre que no se quiso identificar. “Si está viendo esto, quiero que sepa que me enorgullece mucho”, dijo Debra Crosby, quien perdió sus documentos en un Walmart.

Es bastante común que las cámaras de seguridad instaladas en los timbres de las casas graben a los ladrones que se roban las cosas que dejan en la puerta, sin embargo, a una mujer le ocurrió todo lo contrario cuando un desconocido llegó a su puerta para devolverle su billetera perdida. Y es que en todos lados hay un ángel de la guarda, incluso puede ser una persona común y corriente.

Debra Crosby

Ocurrió en Florida, Estados Unidos. Todo comenzó cuando Debra Crosby fue a comprar a Walmart, en River City, Jacksonville, y se dio cuenta que había perdido su billetera justo en el momento en que iba a pagar. Por suerte, tenía efectivo, no así todos sus documentos.

Lo primero que pensó la mujer fue en todos los trámites que tendría que hacer de nuevo. “Voy a tener que reemplazar mi identificación militar, mi licencia de conducir. Voy a tener que salir del trabajo porque no están abiertos durante las horas en que salgo”, contó a First Coast News.

Captura First Coast News

Se subió a su auto y manejó hasta su casa en Yulee, triste por lo que le había ocurrido. Sin embargo, en ese trayecto una persona muy especial apareció fuera de su casa. “Oye, ¿cómo estás? Encontré tu billetera en Walmart”, dijo el hombre que fue grabado por la cámara del timbre de la puerta.

Debra Crosby

El buen samaritano, que no quiso identificarse, continuó hablando y dijo que estaba allí para devolverle sus cosas. “Hola Sra. Crosby, encontré su billetera en Walmart en River City. Voy a ponerlo por las cajas de Amazon”, agregó tranquilamente.

Debra Crosby
Debra Crosby

“Llego y la billetera, junto con las tarjetas de crédito… todo estaba allí”, dijo Crosby emocionada a First Coast News y añadió que “él lo trajo personalmente a mi casa, lo ocultó, me dio un mensaje de dónde lo encontró, y pensé que eso era mucho”. La mujer es profesora y espera que lo que vivió con el buen samaritano desconocido sirva de ejemplo para sus alumnos.

“Si está viendo esto, quiero que sepa que me enorgullece mucho”, dijo Crosby. “Tengo tres hijos y espero que hagan exactamente lo mismo”, finalizó.

Puede interesarte