Por Felipe Costa
19 mayo, 2021

Ya sea para trabajar, ir a la escuela o al hospital, los habitantes de Gehlaur en India debían dar vuelta por la montaña por un sendero mortal. Dasrath Manjhi, decidió que evitaría la muerte de las futuras generaciones, así que pasó su vida haciendo un camino a mano.

“La fe mueve montañas”, dicha frase la hemos escuchado más de una vez en la vida en un sentido metafórico, intentando decir que con una fuerte creencia en algo, seremos capaces de atravesar los más grandes obstáculos de la vida. Sin embargo, esta vez te contaremos de un hombre que movió literalmente una montaña, tanto para ayudar a su familia como a su pueblo, relata The Better India.

The Better India

Dasrath Manjhi vivía en un humilde pueblo de la india llamado Gehlaur. Décadas atrás su comunidad vivía totalmente incomunicada de todo servicio básico como las escuelas, los hospitales y los empleos de la inmensa mayoría de sus habitantes. Para acceder a todo lo anteriormente dicho, era necesario dar la vuelta a la montaña por un sendero minúsculo, bordeando el precipicio.

Un día Dasrath, quien trabajaba al otro lado de la montaña labrando tierras, vio como su esposa, que todos los días también cruzaba a llevarle el almuerzo, llegó herida y sin comida, pues se había caído del sendero.

The Better India

Invadiéndolo el temor de que su amada esposa perdiese le vida o cualquier otra persona, se levantó de madrugada, tomó un cincel y un martillo y comenzó a romper la montaña, luego, llegada la hora de trabajar, volvió a labrar la tierra y al terminar en la tarde continuó martillando la roca montañosa. Aquello se volvió una rutina que no cesó ningún día.

Dasrath fue llamado loco, su objetivo era atravesar la montaña completa sin más que ocupando sus energías y sus herramientas, estaba empeñado en crear un camino más seguro para él, su esposa, sus hijos y sus vecinos.

The Better India

El hombre demoró 22 años en completar su misión. Durante todo ese tiempo su esposa falleció enferma, pero su muerte solo lo motivó más a continuar. Además sus vecinos comenzaron a ofrecerle alimentos, por lo que terminó renunciando a su empleo para romper la montaña.

The Better India

Finalmente, en 1982, Dasrath consiguió callar la boca de todos los que lo trataron de loco y terminó creando un camino de 100 metros que atravesaba la montaña y llegaba al otro pueblo. Era plano, seguro y lo mejor, es que nadie más sufriría un accidente mortal intentando ir al hospital o a la escuela.

Dasrath se volvió famoso en toda la región, pero su historia se volvió conocida años después en el extranjero. En 2007 falleció, dejando un legado que hasta el día de hoy los habitantes de Gehlaur honran, traspasando la historia a las futuras generaciones. La memoria de este hombre trasciende más allá del símbolo del heroísmo y pasa a tener un significado espiritual en India, en que aquel camino es considerado sagrado por los fieles.

Puede interesarte