Por Camilo Morales
15 December, 2022

Emerald Rose se delató a ella misma porque un usuario le descubrió un canal paralelo en el que no mostraba ningún “tic” visible. Luego, salió su hermana a revelar que había estado lucrando por años con el supuesto síndrome.

Internet y las redes sociales son un sitio que puede dar para todo. Y es que hay un mar de contenido, desde campañas solidarias e historias que nos pueden conmover sin compasión, hasta peligros y riesgos como caer en manos de gente que hace timos, engaños y estafas. 

En este último punto se encuentran aquellos personajes que lo hacen todo por sacar provecho propio, ya sea dinero o fama.

TikTok Emerald Rose

Cuando se trata del mundo de los influencers existe mucha gente que da su máximo esfuerzo por lo último: alcanzar a hacerse con un pedacito de la popularidad virtual, aunque tengan que poner en juego su integridad emocional y física.

Hace unos días se conoció el caso de Emerald Rose, tiktoker que alcanzó los 500 mil seguidores a base de una cruel mentira.

TikTok Emerald Rose

Según Sintesis TV, Emerald se hacía llamar en redes sociales “Ticandroses” porque en cada uno de los videos que subía evidenciaba su Tourette, una afección al sistema nervioso que causa que las personas tengan “tics” y espasmos que son involuntarios y repetitivos, acompañados de sonidos vocales.

En ese perfil Emerald hablaba sobre su enfermedad y compartía algunas actividades del día a día que para ella eran un desafío. Además, se consideraba una persona “no binaria”.

TikTok Emerald Rose

Como su popularidad creció rápidamente, Emerald se decidió a vender mercancía y productos que tenían relación con su síndrome. Con esto ganó mucho dinero, con el que podía vivir tranquilamente. El problema era que estaba engañando a sus seguidores.

Sus seguidores comenzaron a notar que se reía de sus propios “tics” y que hacía muecas que nada tenían que ver con la enfermedad.

TikTok Emerald Rose

Emerald decidió salir al paso de las críticas y mostró su diagnóstico médico. En él aparecía que además de Tourette padecía de fibromialgia, depresión y autismo. Pero este diagnóstico no le salvó de nada porque vendría la guinda de la torta.

Un usuario descubrió que Emerald tenía un canal secundario en donde no hacía referencia a su síndrome, y en el que incluso no tenía ningún “tic” cuando le hablaba a la cámara.

Luego de eso apareció en escena una supuesta hermana que en una entrada de Reddit reveló que había sido testigo de cómo Emerald lucraba en base a una mentira: nunca padeció de Tourette en su vida.

La tiktoker no tuvo más opción que dar de baja sus dos canales y desaparecer de Internet para siempre. Sin embargo, sus videos siguen dando vueltas por las redes sociales.

Puede interesarte