Por Felipe Costa
17 mayo, 2021

Con 23 años se encarga de enseñar sus tradiciones al resto desde el aspecto más importante de su vida: la homosexualidad. Dice estar orgulloso de quién es y de esa misma forma se presenta al mundo.

Uno de los grandes milagros de internet, es que con los años se ha transformado en una vía de comunicación y educación alternativa para todos aquellos que pueden considerarse minorías, o no tener espacio donde hacer que su voz sea escuchada. De cierta manera, las redes sociales han democratizado más este aspecto, y así perosnas como Jobis Shosho, un joven indígena de la comunidad Wixaritari, han conseguido un espacio en que otros se sienten representados y educados.

Jobis Shosho

Por medio de Youtube, Hugo Jeovani Muñoz ha creado toda una comunidad en torno a uno de los aspectos más importantes de su vida: la homosexualidad. Con 23 años, tiene una carrera de Ingeniería en Agronomía, pero su más grande pasatiempo es dar consejos y mostrar sus costumbres indígenas de las cuales se siente orgulloso.

“Soy indígena, soy Wixárika y soy gay”, dice Hugo bajo el seudónimo de Jobis Shosho, buscando conectar con aquel público que aún busca valentía para revelarse al mundo tal cual son.

Jobis Shosho

“No saben lo orgulloso que me siento de sentarme ante la cámara y decir: ‘pues sí, soy indígena y también soy gay”.

–Jobis Shosho en Youtube

Shosho cuenta que el día que le contó a su madre que además de ser homosexual tenía un novio, le costó conseguir la aceptación de su familia, pero lo más importante fue demostrar que así se encontraba feliz. Dicha alegría solo pudo ser bien recibida, pues él no estaba cambiando nada, solo siendo la persona que siempre ha sido, pero más libre.

Jobis Shosho

En su canal, Shosho cuenta experiencias de su vida, así como relatos importantes sobre cómo es ser un indígena homosexual. Pese a que no todos lo ven con buenos ojos, él orgulloso hasta ha enseñado un vocabulario gay el la lengua wixaritari.

Su espacio en Youtube lo ha ido transformando en todo un ejemplo para seguir, de cientos de jóvenes que bien o intentan juntar fuerzas para salir del closet, o están viviendo justo un proceso de aceptación interna. Lamentablemente la sociedad se ha encargado de juzgar tanto la homosexualidad que para muchos aún es motivo de depresión por miedo al rechazo.

En México, la comunidad de los Wicharitari o Huicholes se ubican en mayoría por la Sierra Madre Occidental, hacia el norte de Jalisco. Con los años, afortunadamente sus tradiciones se han ido traspasando de generación en generación y aquellos como Jobis Shosho, crecen con orgullo de enseñar al mundo sus raíces y costumbres milenarias.

Puede interesarte