Por Felipe Costa
13 mayo, 2021

Abandonada por sus padres debido a su condición a los 14 meses de vida, fue adoptada por una chica de 24 años que no vio más que pura belleza en ella. La madre adoptiva fue criticada de oportunista, pero un par de años después, demostró ser la más indicada para cuidarla.

Encontrar belleza donde otros solo ven defectos, es un don tan único que en ocaciones estas personas terminan siendo incomprendidas e incluso llamadas oportunistas. Lamentablemente vivimos en sociedades que juzgan la mayor parte del tiempo, pero eso no le preocupó a Thanh Tam, una mujer de 24 años que decidió adoptar a una niña abandonada en estado de desnutrición y paralizada. Según ella fue amor a primera vista y así lo ha demostrado hasta el día de hoy, informa HK News.

Thanh Tam

Thanh Tam asistió en 2016 a un evento de caridad en su ciudad, Lao Cai, ubicada en Vietnam. Aquel día, una sociedad protectora de la infancia estaba presente y así fue como la chica conoció a Yen Nhi, una bebé de tan solo 14 meses, desnutrida luego que sus padres la abandonaran por su parálisis cerebral y que buscaba un hogar.

La chica de 24 años no lo pensó mucho, para ella fue un flechazo al corazón y supo en aquel entonces que quería ser madre y no de cualquier niño, sino que de Yen Nhi.

Al llevar a cabo la adopción, Thanh Tam llamó la atención de las redes, la pequeña solo pesaba 3,5 kg, necesitaba cuidados especiales y muchos ponían en duda las reales intenciones de la mujer. Fue criticada por querer hacer propaganda o ganar fama, pero el tiempo le dio la razón y no solo ha cuidado muy bien de la niña hasta ahora, sino que le cambió la vida completamente.

En estos últimos 5 años, Thanh Tam ha dedicado su vida en mejorar la de su hija, incluso luego de casarse y quedar embarazada. Gran parte de sus ahorros los utiliza para pagarle una clínica de primer nivel y a día de hoy, la niña se encuentra totalmente irreconocible.

Thanh Tam

Despierta, más gordita y con una gran sonrisa, Yen Nhi aparece nuevamente en las redes sociales de su madre pero para mostrarle al mundo que dentro de todo está sana, y bajo una terapia que mejora su calidad de vida.

Thanh Tam

A donde quiera que va su madre, Yen Nhi la acompaña y no hay sesión de terapia en que no estén juntas. Con el tiempo Thanh Tam ha demostrado cumplir con su promesa sin tener que deberle nada a nadie, aunque no caben dudas de que solo ella estuvo dispuesta a tomar acción por la pequeña, aún después de todas las críticas.

Con el avance en el estado de salud de Yen Nhi, la madre fue aplaudida en las redes, por usuarios que buscan nombrarla como madre del año. Su vínculo con la niña es único, siendo la única en sacar la verdadera belleza interna que tiene guardada y eso, es el real poder de la maternidad, el cual va más allá de los lazos de sangre.

Puede interesarte