Por Camilo Morales
19 April, 2023

“Me costó mucho compromiso y paciencia de mi parte”, comentó la estudiante de 35 años.

Lograr superar las etapas académicas puede ser un desafío para cualquier estudiante. Y ese desafío se hace mucho más grande si es que existen obstáculos de por medio que no permiten que los alumnos se concentren en lo que tienen que hacer. 

Esos obstáculos pueden ser la falta de tiempo, las necesidades económicas o incluso la discriminación y poca inclusión que existe en algunas instituciones educativas.

Pixabay

En el contexto de este último punto, hace unos días se hizo conocida la histora de Eleonora Caliri, una joven que demostró que cuando se trata de perseguir los sueños y conseguirlos no existe ningún tipo de límite. 

Eleonora es una estudiante de 35 años que tiene síndrome de Down y que hizo historia al graduarse de la Universidad de Macetara, en Italia, luego de estudiar 3 años una licenciatura en Ciencias de la Educación, Patrimonio Cultural y Turismo, con una tesis que estaba relacionada con el rol de las mujeres en el arte.

Pixabay

Según información de Il Messaggero, la joven tiene como sueño abrir una galería de artes que pueda funcionar como bar, y también dedicarse al turismo.

La ministra de Discapacidad, Alessandra Locatelli, la felicitó públicamente por su motivación y por su hito, que podría permitir abrirle puertas a las personas con síndrome de Down en la educación superior.

Pixabay

Es una artista talentosa y además ya tiene planes muy ambiciosos para su futuro. Estoy seguro de que gracias a sus habilidades, y al apoyo de una red familiar y de amistad tan sólida (…) podrá superar cada desafío y hacer realidad todos sus sueños“, dijo la autoridad.

Su padre también estaba muy orgulloso por el logro. Según él, el sueño de Eleonora es poder abrir una galería y dedicarse al turismo. La joven complementó que “el mundo que me gustaría es un mundo de colores, donde la rabia que llevo por dentro por no entenderme del todo deja espacio para la posibilidad de trabajar y emanciparse económicamente“.

Il Messaggero

Su estadía en la universidad le costó mucho esfuerzo pero logró sacarlo adelante. “Fue agotador desde el punto de vista del trabajo, pero también porque al ser algo nuevo, tener materiales nuevos, me costó mucho compromiso y paciencia de mi parte“, finalizó la estudiante.

Puede interesarte