Por Camilo Morales
28 febrero, 2022

Henry explicó que el dueño, que era un comerciante, no se había enterado que había perdido su dinero en efectivo. “Hay que hacer las cosas bien, devolver lo que no es de uno”, agregó.

Las personas pueden ser muy olvidadizas y despistadas en los momentos menos indicados, sobre todo cuando tienen que estar concentradas en transportar objetos de valor por la calle, como por ejemplo, grandes sumas de dinero.

Y eso le puede ocurrir a cualquiera que esté transitando con mochilas con billetes en efectivo en su interior, ya sea para pagar alguna cuenta o para realizar una transacción.

Pixabay

Eso ocurrió en la ciudad de Villa María, Argentina, en donde un joven encontró una mochila tirada en plena calle que en su interior contenía 4.600 dólares en efectivo. Al tenerla en su poder, el chico, llamado Henry, se dio cuenta que tenía que devolverla, ya que podía ser muy importante para su dueño.

Pero se encontró con un problema. “La agarré y dos personas dijeron que era suya. Yo no sabía quién era el dueño, pero ellos no lo eran porque apenas le dije que conocía a la persona que había perdido la mochila se fueron. Hay gente que se quiere apropiar de lo que no le corresponde“, explicó.

UIL Unesco

Como era una mochila de mucho valor, el joven se dirigió hasta un local para abrirla y contar el dinero que había dentro. Ahí se dio cuenta que el dueño podría estar buscándola con mucha angustia, por lo que su misión era identificar quién era esa persona.

Por fortuna, en uno de los bolsillos de la mochila había documentación del propietario, en donde aparecía su nombre y también su número de teléfono.

La Voz

Tras varios intentos por contactar a la persona, Henry dio con el dueño. Muy distinto a lo que pensaba, el dueño de los billetes ni siquiera se había dado cuenta que había perdido la mochila. “Él no sabía que había perdido la plata y se enteró cuado le contamos“, dijo el joven.

De hecho, ahí también le dijo que se trataba de un dinero que le serviría para pagar las cuentas. “‘Es mi vida’, me dijo y yo lo tranquilicé para que sepa que estaba toda la plata“, agregó Henry.

Noticias Mi Telefe

El dueño del bolso, que era un comerciante, le dijo que con ese dinero tenía que pagarle los sueldos a sus trabajadores. Además, Henry contó que el hombre estaba tan aliviado y contento por el gesto del joven que lo invitó a comer un almuerzo, en señal de agradecimiento.

Hay que hacer las cosas bien, devolver lo que no es de uno. Él me quiere hacer un regalo, pero con las gracias ya está bien“, cerró Henry.

Puede interesarte