Por Camilo Morales
8 November, 2022

“Nunca tuve la tentación de no darle una oportunidad a Dave. Las personas cometen errores y crecen a partir de ellos y todos merecen una segunda oportunidad”, dijo On Mekahel, quien tuvo su primera cita bajo arresto domiciliario.

El amor siempre llega sin avisar ni advertir. En cualquier lugar y momento los caminos de dos personas se pueden juntar para no volver a separarse nunca más, sin importar quiénes sean o por cuál contexto estén pasando.

Eso fue lo que le ocurrió a On Mekahel, un joven de Los Ángeles, Estados Unidos, que coincidió con un preso en Tinder y se enamoró perdidamente.

On Mekahel

Con el paso del tiempo las aplicaciones como Tinder se han masificado cada vez más. Éstas les permiten a los usuarios conocer y tener citas con personas que podrían transformarse en sus medias naranjas.

Lo cierto es que es azaroso, algo de lo que On sabe muy bien. Y es que el joven vio a Dave Cederberg en la aplicación y de inmediato conectó con él, según informó Daily Star.

On Mekahel

La única cosa que quizás no estaba en sus planes era que Dave en ese momento, año 2018, estaba en libertad condicional bajo arresto domiciliario luego de un delito grave relacionado con drogas. Dave había sido sorprendido vendiendo 27 kilogramos de marihuana por semana. 

Me sorprendió cuando me lo dijo, pero me di cuenta de que no todas las historias de amor son tradicionales y nuestra primera cita fue en su departamento bajo arresto domiciliario“, contó On.

On Mekahel

A pesar de que Dave estaba en arresto domiciliario, su relación funcionó. A On le gustó de inmediato y sentía que tenía que esforzarse para que funcionara. “Era muy musculoso (…) Pero luego descubrí que no era para nada egocéntrico como otros hombres atractivos. Era el hombre que siempre quise encontrar y después de eso me atrajo su corazón“, agregó.

Desde un comienzo On no tuvo problemas con la situación de Dave y sabía que quería dar el siguiente paso y casarse con él. “Nunca tuve la tentación de no darle una oportunidad a Dave. Las personas cometen errores y crecen a partir de ellos y todos merecen una segunda oportunidad“, contó.

On Mekahel

Sin embargo, este joven igual tuvo algunas preocupaciones al momento de dar a conocer su matrimonio a su familia, ya que pensaba que podían discriminarlo por su pasado delictual.

No fue fácil contarle a mi familia sobre el pasado de Dave y no dije nada al principio. Estaba esperando que ellos se enamoraran de él primero. Además, la visión que tenía el mundo de la marihuana estaba cambiando, por lo que no era una historia tan difícil de contar como parecía al principio“, dijo.

On Mekahel

Para Dave el hecho de salir de prisión no solamente le dio una oportunidad para estar más tiempo con On, sino que también para aconsejar a aquellas personas que tienen pasados criminales e inspirarlos en su reinserción a la sociedad.

Espero que ayude a las personas a seguir sus corazones y darles la oportunidad de definirse en el presente antes de que usemos las historias de su pasado para juzgarlos“, cerró Dave.

Puede interesarte