Por Valentina Miranda
28 March, 2023

“Hoy me considero prueba evidente de ‘cuando se quiere se puede'”, dijo Luis Gerardo al compartir su logro en Facebook.

“Cuando se quiere se puede”, es lo que solemos escuchar cuando buscamos cumplir nuestras metas, y aunque en el camino pueden aparecer personas que intentan desanimarnos al punto de que nos rindamos, la clave es mantenerse enfocado nuestro objetivo y dar lo mejor de nosotros.

Y así mismo lo demostró Luis Gerardo, un joven que se dedica a limpiar vidrios y que con todo su esfuerzo, logró convertirse en ingeniero.

Imagen referencial: Mario Quinteros/ Clarín

Proveniente de Reynosa en el estado de Tamaulipas (México), Luis se ganaba la vida limpiando los vidrios de los autos en una gasolinera y en los semáforos de la ciudad, donde solía recibir insultos pero también los consejos de desconocidos que se tomaban un tiempo en ayudarlo como podían.

Un gesto que él siempre apreció, especialmente porque no lo juzgaron y decidieron escuchar su historia.

Facebook: Luis Gerardo

No todos los que trabajamos humildemente o en la calle somos drogadictos o mal vivientes, también estamos las personas a las que nos gusta salir adelante y luchar por nuestros sueños”, escribió Luis en Facebook luego de graduarse como ingeniero en el Instituto Tecnológico Cd. Victoria.

Un logro que no hubiera sido posible sin el esfuerzo de cada día, incluyendo el ahorro de cada moneda que ganaba y los estudios en su tiempo libre. Y por supuesto que tampoco faltó el apoyo de la gente. “Hoy me considero prueba evidente de ‘cuando se quiere se puede'”, señaló en el post.

Facebook: Luis Gerardo

Hoy doy a conocer mi logro como muestra de agradecimiento a las personas que me apoyaron y me vieron esforzarme día con día para seguir adelante, pero también como motivación para que todas aquellas personas luchen por sus sueños y metas en la vida, que todo es posible. Porque querer es poder”, publicó en la red social junto a una foto de su ceremonia y de su humilde trabajo.

Así mismo, no tardó en recibir los aplausos de los usuarios con comentarios como “Muchas felicidades”, “No cualquiera lo hace”, y “Sigue el camino del éxito”. Y aunque Luis ya tiene en sus manos su título, no olvida sus inicios.

“Soy un limpiavidrios que se ha convertido en un ingeniero”, comentó en la publicación. Un gran ejemplo para todos.

Puede interesarte