Por Valentina Miranda
16 November, 2022

Un grupo de amigos visitó la cervecería Pope en Argentina para celebrar un cumpleaños, y al ir por su orden se encontraron con la desagradable sorpresa. “Quiero que esta persona no esté atendiendo al público si tiene un problema con gente que tiene una orientación sexual distinta a la de él”, dijo Jennifer a Pilar a Diario.

Idealmente un cumpleaños es un día feliz para celebrarlo junto a los seres queridos, y por lo mismo son los mismos cumpleañeros que deciden cómo festejarlo, y en algunos casos lo hacen los seres queridos para darles una sorpresa.

Y aunque traten de que todo salga perfecto, hay veces en que ocurren desde pequeños inconvenientes a otras cosas bastante desagradables. Eso es lo que un grupo de amigos notó mientras celebraban en un bar.

Imagen referencial: Pexels

Lo que se esperaba que fuera un gran día lleno de alegría y diversión en Pilar (Argentina), terminó en una denuncia por homofobia en la institución de justicia nacional.

Como informa TN, un grupo de amigos visitó la cervecería Pope un sábado en la noche para celebrar un cumpleaños. Compuesto por dos chicas y tres chicos, ninguno de ellos pensó en que recibirían un horrible insulto en la factura.

Facebook: Pope

Según el periódico local Pilar a Diario, uno de los chicos del grupo se acercó hasta la “Barra 2” para pedir la orden que incluía cervezas, pizzas, papas, limonada y gaseosas. Una vez lista, fueron a retirar el pedido y al revisar la factura vieron que estaba escrita la palabra “puto” entre paréntesis, al lado de “limonada sin jengibre y menta”, a modo de insulto.

“Me dio mucha bronca cuando nos dimos cuenta, pero mis amigos no me dejaron hacer nada en ese momento porque no querían que se arme un escándalo y que se arruine mi cumpleaños, dijo Jennifer, una de las chicas, a Pilar Diario.

Pilar a Diario

Lograron fotografiar la factura antes consumir el pedido y dejar el bar, porque se les había arruinado el momento. Comimos y nos fuimos enseguida”, comentó Jennifer al medio. Días después intentaron comunicarse con el bar por redes sociale pero no hubo respuesta, y hasta el momento solo creen que el nombre de quien los atendió es Lucas, ya que sale en el documento y sería “un chico rubio, medio colorado”.

Así mismo, la chica denunció lo ocurrido al Ministerio de Juticia y Derechos Humanos del país para hacer justicia. “Yo quiero que pidan disculpas públicas y que esta persona no esté atendiendo al público si tiene un problema con gente que tiene una orientación sexual distinta a la de él“, dijo Jennifer a Pilar a Diario.