Por Felipe Costa
13 mayo, 2021

“Si tus hijos van a escuelas privadas, pensá en los que vamos a las públicas… Algunas, sin siquiera aulas ventiladas según el protocolo”, escribió Guillermo Javier Migliorini días antes de morir. Su partida ha iniciado el debate sobre si es correcto o no volver a la presencialidad en las escuelas argentinas.

Guillermo Javier Migliorini, con solo 27 años, llevaba una vida como profesor de escuela pública que disfrutaba enormemente. La cuarentena y la cancelación de clases a distancia, significó para él un desafío enorme, deseando volver a la presencialidad pero únicamente cuando las condiciones estuviesen dadas realmente. Aún así, intentando cuidarse lo mejor posible, cayó contagiado de COVID-19, enfermedad que terminó cobrándole la vida. Días antes, se comunicó a sus amigos en redes sociales para dejar una carta, una reflexión y una lección a todos aquellos que no se toman la pandemia con responsabilidad, informa La Voz.

Guillermo Javier Migliorini Izurieta

Migliorini se había colocado las dos dosis de la vacuna prematuramente como parte de un plan de gobierno argentino que busca la vuelta lo más temprano posible de las escuelas, sin embargo, el joven maestro contaba con enfermedades preexistentes, por lo que sus sistema inmune pertenecía a un grupo de riesgo crítico.

El profesor de 27 años estuvo internado un mes, luego que sus síntomas empeoraran gravemente en casa. El día en que fue intubado se dio cuenta que quizás no habría vuelta atrás. Meditó y sus pensamientos los compartió con sus amigos.

Guillermo Javier Migliorini Izurieta

En la sala del hospital, Migliorini tomó su celular y escribió una carta abierta como última reflexión. En ella mostraba sus esperanzas por seguir viviendo, pero también hizo un llamado de atención a quienes no ven el panorama de la pandemia completamente.

“Anoche entré en internación porque no saturaba bien. Tengo mucha fe en los profesionales que me cuidan, y en las personas que me quieren y están tirando rezos, oraciones y buenas energías”.

–Guillermo Javier Migliorini en Facebook

En los siguientes párrafos, el maestro criticó al intento de la “nueva presencialidad en las escuelas”, un proyecto que según él es incentivado por “criminales de la peor calaña”, pues la situación para un ambiente seguro en las aulas no está dado para todo el país por igual y exponer tanto a estudiantes como a profesores sería una irresponsabilidad a estas alturas.

Guillermo Javier Migliorini Izurieta

“Si tus hijos van a escuelas privadas, pensá que los que vamos a las públicas… Algunas, sin siquiera aulas ventiladas según el protocolo. Si viajás al cole en auto, pensá en quienes usan colectivo, con las ventanas totalmente cerradas. Si vas al colegio en Mar del Plata, pensá en cuanto falta para que lleguen los fríos, las heladas y nos obliguen a tener que mantener las clases muertos de frío (nosotros y los chicos)”.

–Guillermo Javier Migliorini en Facebook

Por último, Migliorini dejó unas cortas pero muy potentes palabras, que sintetizaron la reflexión plasmada en su texto: La peor pandemia es el egoísmo, y de esa creo que no hay salvación.

Guillermo Javier Migliorini Izurieta

Guillermo Javier Migliorini, falleció dejando en luto a sus estudiantes del Instituto Superior de Formación Docente Nº19, quienes lo recuerdan como un ejemplo de profesor, entusiasta y muy alegre. La noticia de su deceso caló hondo en toda una comunidad que lo extrañará, pero que a su vez hará honor a sus palabras buscando justicia por medio de la responsabilidad y el cuidado.

Puede interesarte