Por Felipe Costa
12 mayo, 2021

“No puedes llevarte el dinero después de la muerte”, dijo la mujer que gastó sus ahorros de vida en la estructura. Lo llamó Puente de la Sabiduría para que no solo sus hijos, sino todos los niños, lo ocupen camino a la escuela.

El miedo más grande para toda madre es saber que a sus hijos les ocurrió un accidente, es más, para muchas es todo un desafío enviar solos a sus pequeños a la escuela pensando que algo les puede ocurrir en el camino, especialmente si se vive en una ciudad muy habitada. En China, una mujer que no podía vivir con estos tormentos en su cabeza ocupó todos los ahorros para construir un paso sobre nivel, debido a que la carretera que tenían que cruzar sus niños a pie para ir a la escuela no contaba con ningún camino seguro.

Changsha

Ubicada en la provincia de Henan, en China, una madre de apellido Meng que quizo guardar cierto anonimato, contó al medio chino Changsha que gastó la cifra equivalente a $155 mil dólares perteneciente a todos sus ahorros de vida para ofrecerles a sus hijos una vía segura hacia la escuela cruzando la carretera. La estructura de acero pasa a través de un sector sin semáforos ni pasos de cebra, con el fin de evitar accidentes.

La escuela de los hijos de Meng queda justo al otro lado de la autopista. La alta afluencia de vehículos ha caracterizado esa zona por los accidentes, y cuando llueve las inundaciones atrapan a los niños antes de poder cruzar.

Changsha

Entonces, Meng se comunicó con las autoridades locales y consiguió el permiso de construcción siempre y cuando se hiciera cargo de todos los costos. La municipalidad de Henan puso a sus trabajadores a cargo y en cuestión de días el nuevo puente estaba listo y certificado para su uso. El día de la inauguración, la madre no quiso publicidad de ningún estilo, lo único que pidió fue nombrar al puente.

Con el deseo de que la estructura sirviese no solo para sus hijos, sino para todas las personas que necesiten llegar seguras al otro lado, Meng lo nombró Puente de la Sabiduría y así todos los niños que vayan a la escuela se vuelvan más sabios.

“Solo he hecho lo que puedo permitirme. No puedes llevarte el dinero después de la muerte y no necesito dejar demasiado dinero para mi hijo. Lo llamaré Puente de la Sabiduría. Los alumnos que crucen el puente podrán ser cada vez más sabios”.

–Sra. Meng a Changsha

Changsha

Por último, la madre aseguró que no le contó a sus hijos que ella había pagado por la construcción para que no anduvieran presumiendo de ello en el futuro. Su objetivo es que crezcan y se eduquen seguros, al igual que sus compañeros, y la humildad debe ser parte de su desarrollo en la vida.

Puede interesarte