Por Felipe Costa
18 mayo, 2021

Brenda Nicole Sosa dio a luz en estado de coma, luego que los síntomas de coronavirus colapsaran su cuerpo. El niño nació sano, pero no logró estar nunca en los brazos de su madre.

Las historias de inspiración y superación en torno al coronavirus son increíbles de leer, pero de vez en cuando debemos aterrizar y entender que la situación mundial sigue siendo bastante grave. La enfermedad del COVID-19 es capaz de vencer a cualquiera, sin importar su edad o estado físico y lamentablemente hoy, cobró la vida de una joven madre antes de conocer al hijo que estaba gestando, informa BioBio.

Brenda Nicole Sosa

Brenda Nicole Sosa era una madre de 24 años con tres hijos, uno de 7 (Amparo), otro de 5 (Máximo) y el último su bebé de solo dos días que nació mientras ella estaba en coma. La mujer se había contagiado de COVID y los síntomas empeoraron, teniendo que ser llevada a la UCI.

De origen humilde, sus familiares la recuerdan como una chica alegre aferrada a su barrio ubicado en la Ciudad de San Martín, Argentina, extremadamente preocupada por sus hijos y trabajadora.

Brenda Nicole Sosa

Durante la semana, Brenda entró a urgencias por síntomas respiratorios y tras caer en coma, los médicos comenzaron el proceso de cesárea, ya que el bebé estaba peligrando. Sin saberlo, la mujer dio a luz, el niño nació relativamente sano y ya solo había que esperar que la madre despertara y conociera a su nuevo hijo.

Sin embargo, aquel deseo por parte de la familia y los doctores jamás se hizo realidad, al cabo de un día, Brenda sucumbió ante la enfermedad, falleciendo el día domingo 16 de mayo y dejando a tres pequeños huérfanos de madre. Su seres queridos se encargaron de hacerle un homenaje por redes sociales, incluso los familiares de sus amigos y amigas. Una comunidad completa lamenta hoy el fallecimiento de esta joven.

Apoyo – Pixabay

“Podés no creer en el virus y en la pandemia. podés decir qué es un invento, que esto no existe. Lo que no podés negar es la cantidad de gente joven que está muriendo y el esfuerzo de miles de personas que trabajan en hospitales y vacunatorios . Eso lo veo día a día, es real, muy triste”.

–Sergio A Figueroa Figueroa en Facebook

Las redes se llenaron de apoyo a la familia, mostrando sus condolencias y exigiendo el uso obligatorio de mascarillas. La impotencia de los cercanos de Brenda es grande, pero ahora deberán centrarse en cómo cuidar a los niños.

Sergio A Figueroa Figueroa

El fallecimiento de Brenda se da en un contexto en que Argentina atraviesa una fuerte crisis. Solo el fin de semana pasado hubo más de 16.300 casos nuevos de coronavirus. El gobierno por su parte ya inició la cuarta etapa de vacunación, la cual busca urgentemente frenar la curva de muertes.

Puede interesarte