Por Upsocl
2 December, 2021

Justo cuando estaba al borde de las lágrimas, tres mujeres se ofrecieron a ayudarla en distintos momentos del viaje.

Cualquier mamá tiene claro lo que significa viajar con niños. Si bien hay muchos que se duermen apenas comienza el viaje, otros son muy inquietos y es imposible controlarlos… Tarde lo supo esta mujer, que pensaba que podría lidiar con sus 2 hijos en un viaje sin su marido.

Becca Kinsey, de Dallas, aprendió de la forma más dura que viajar sola y con dos hijos pequeños -de 2 y 5 años- es una tarea demasiado difícil… sin embargo, aprendió también que hay nobles corazones dispuestos a darle una mano cuando la vean demasiado agobiada.

Resulta que la mujer se mantuvo estresada durante varios momentos del viaje, pero cada vez que estaba a punto de romper en lágrimas, alguna mujer extraña iba en su ayuda.

Facebook @Becca Kinsey

Todo comenzó en el aeropuerto, cuando aún ni siquiera estaban cerca de abordar el avión. “Estábamos en la fila de seguridad, y yo estaba al borde de las lágrimas porque Wyatt gritaba y James estaba agotado“, escribió Becca. Sin embargo, de la nada una mujer le cede su lugar para que pudiera hacer el trámite más rápido. “Sé cómo es” le dijo.

Sorprendida por su reacción, Becca agradeció el gesto y se adelantó para continuar los trámites con sus bebés.

Después de llorar y gritar, el pequeño Wyatt se durmió justo antes de subir al avión… y como estaba cargada de equipaje de mano más los niños, otra desconocida le pidió que le entregara el equipaje, que ella lo cargaría para que se preocupara de sus hijos y se asegurara de abordar el vuelo.

Facebook @Becca Kinsey

Finalmente Becca pudo subir al avión, pero aunque parecía que tenía todo controlado, el drama no se detuvo allí. El menor de sus hijos se asustó con el despegue y comenzó a gritar y llorar nuevamente durante el vuelo mientras ella hacía todo lo posible por calmarlo.

Finalmente el bebé se durmió y ella estaba totalmente exhausta.

Pero una nueva “rescatista” estaba por aparecer. “Cuando ya habían pasado más de 45 minutos de viaje, un “ángel” viene a la parte posterior y dice:‘ Parece que necesitas un descanso’ y carga a Wyatt en su regazo por el resto del vuelo.

Facebook @Becca Kinsey

Ante tanta amabilidad, Becca no pudo evitar tomar una imagen de la mujer al otro lado del pasillo cargando a su hijo. Y en forma de agradecimiento a las 3 personas que la ayudaron, decidió publicar su caótico viaje en su cuenta de Facebook, que ya ha sido compartido más de 115 mil veces.

Al parecer aún hay fe en la humanidad…

Puede interesarte