Por Valentina Miranda
25 July, 2022

La mala fama que los doctores se han ganado por redactar sus recetas hizo que Alex B. Arrocha tuviera la iniciativa de hacerlo de una forma legible, con tal de que el boticario no se confundiera, no se complicara y ni mucho menos cometiera un error que podría afectar al paciente.

Es inevitable comparar la mala letra de alguien con la de un médico cada vez que se presenta la oportunidad, y es que se trata de un asunto universal la mala reputación de los profesionales respecto a este asunto.

Siempre que un paciente intenta entender la receta que le dio su doctor tras la cita parece imposible, hasta que un farmacéutico la comprende a la perfección cuando se compra el medicamento.

Imagen referencial: Pixabay

Seguramente muchos se han preocupado de que el farmacéutico se confunda con la letra del doctor, y termine dándole un medicamento diferente al recetado, lo cual es entendible porque nadie quiere empeorar su salud por un error que pudo ser evitado.

Aunque no hay explicación por la que casi todos los médicos tienen una letra tan difícil de entender, hay algunos que hacen la diferencia y se esmeran en facilitarle la tarea al paciente y a los vendedores en las farmacias. Alex B. Arrocha mostró en Twitter la receta que redactó con una letra bastante legible.

Twitter: Alex_BArrocha

“Hoy voy a hacer algún farmacéutico/a feliz”, es lo que escribió Alex en la red social junto a la imagen de la receta que indica claramente “Dexketoprofeno 25 mg. 20 comprimidos oral”.

Ante esto, muchos usuarios celebraron el gesto de Alex en el tweet que no ha tardado en difundirse. “Cuando se entiende la receta es un placer auténtico, señaló uno de ellos en la red social, mientras que otros aseguraron Todavía podemos tener esperanza, saben escribir y en mayúsculas. Hay vida en Marte”, y bromeaban sobre la caligrafía de los doctores.

Twitter: Alex_BArrocha

Ante esto, la gente comentó sobre la importancia de escribir de una forma que sea fácil de comprender, con tal de no dificultarle la lectura a nadie. “Letra clara y legible es un ejercicio de responsabilidad y profesionalidad. No nos hace feliz, nos hace no errar en la dispensación”, dijo un usuario en el tweet.

Aunque algunos médicos aseguraron que atender a tantos pacientes en poco tiempo los apura a escribir, a los farmacéuticos no les pareció un buen argumento. “Pensad que en la farmacia atendemos a más pacientes por minuto que vosotros, y nos viene bien entender la receta a la primera”, dijo uno de ellos en la red social.

Un gesto que se agradece.

Puede interesarte