Por Valentina Miranda
7 June, 2022

Vicky Umodu, de Colton (EE.UU), contactó al propietario del mueble en cuanto encontró los sobres con dinero dentro del cojín y no dudó en regresarlos. Como agradecimiento, el hombre le dio una parte con la cual pudo adquirir un refrigerador para su nueva casa.

Siempre se ha dicho que el dinero no compra la felicidad, pero aún así muchas personas sueñan con tenerlo en sus vidas. Cada familia tiene deudas y necesidades que pagar, y claro que también deseos de obtener cosas por medio del efectivo, por eso es bastante recurrente pensar qué haría alguien si se encontrara con una gran suma de dinero.

Una pregunta que mostrará el lado más sincero de algunos, aunque la mejor manera de demostrar la respuesta es con el ejemplo, como lo hizo Vicky Umodu.

ABC7

Proveniente de Colton, California (Estados Unidos), la mujer se encontraba viendo anuncios un día por internet con el propósito de comprar un par de muebles para su hogar, y mientras lo hacía halló dos sofás y una silla a juego que alguien estaba regalando.

Vicky pensó que se trataba de un truco, así que llamó al propietario y entendió que estaba liquidando todo debido al fallecimiento de un familiar, por lo que terminó adquiriendo los muebles. “Me acabo de mudar y no tengo nada en mi casa. Estaba tan emocionada que lo recogimos y lo trajimos”, dijo a ABC7.

ABC7

En cuanto llegó a casa revisó los sofás y mientras lo hacía notó que había algo extraño dentro de los cojines. Al principio pensó que era una almohadilla térmica, pero cuando abrió el cierre se encontró con muchos sobres llenos de dinero.

No podía creer lo que estaba viendo así que llamó a su hijo para comprobarlo: se trataba de 36 mil dólares. Una cantidad bastante tentadora para cualquiera, pero no para Vicky porque contactó al propietario del mueble de inmediato.

ABC7

“Dios ha sido amable conmigo y mis hijos, todos están vivos y bien. Tengo tres hermosos nietos, entonces, ¿qué puedo pedirle a Dios?”, comentó al mismo medio.

Vicky conversó el asunto con la familia que le regaló el sofá, y aparentemente el dinero le pertenecía al difunto. Además encontraron más billetes en el resto de la casa, lo cual es todo un misterio. Como agradecimiento, le dieron 2.200 dólares a Vicky los cuales le sirvieron para comprar un refrigerador nuevo. “No esperaba ni un centavo de él, no lo esperaba”, dijo a ABC7.

Recompensada por su honestidad.