Por Cristofer García
12 septiembre, 2022

Maya, como se llama esta pequeña, rompió de alegría cuando vio que la nueva Ariel, de La Sirenita, se asemejaba a ella. No puede esperar para ir a verla.

La adaptación de las películas tradicionales de Disney en formato live action, para llevar sus clásicos animados a una nueva versión con participación de actores ha generado polémica por lo cambios que esta etapa trae.

Y es que, muchos acusan al gigante del cine de aprovecharse de tendencias actuales, como lo es la lucha racial, para obtener un mayor éxito comercial. Sin embargo, no todos los seguidores están de acuerdo de modificar clásicos por este motivo.

@nickyknackpaddywack / TikTok

Un ejemplo de ello es la presentación de La Sirenita, película animada que fue estrenada en 1990 y para la edición actuada de este 2022 ha sufrido algunos cambios. Quizás el más notable sea el hecho de que ahora Ariel, la protagonista, no es pelirroja sino de piel morena.

Aunque muchos rechazan que sea así, parece que nadie se ha puesto a pensar en la inclusión que esto representa. Son pocos los personajes animados de piel oscura que antes salían en la televisión y en las películas, por lo cual es probable que la industria del cine ahora quiera apostar a una mayor representatividad de las personas que en el pasado fueron excluidas.

@nickyknackpaddywack / TikTok

Pocos hablan de cómo se sienten los niños negros con estas medidas. Un caso que sirve como ejemplo es el de Maya, una niña afroamericana que se ha vuelto viral en internet luego de que se publicara un video de su reacción al nuevo tráiler de La Sirenita, con la nueva protagonista.

@nickyknackpaddywack / TikTok

Tal como se puede apreciar en una publicación en la red social TikTok por la madre de Maya, Nicky, la chiquilla explotó de emoción cuando vio que Ariel era de su mismo color. “Es morena, como yo“, comentó la pequeña, muy feliz por esta película.

Este video ha recibido muchos comentarios positivos, porque la reacción de la niña causa ternura y empatía.

Puede interesarte