Por Felipe Costa
12 mayo, 2021

Ore Oni llevó a su clase a posicionarse en los mejores puestos a nivel internacional en matemáticas, llegando a resolver los ejercicios él solo. Quizás no logró el primer lugar, pero su participación le abrió las puertas a nuevas oportunidades.

Los grandes talentos deben ser potenciados y aveces ganar no significa salir primero, sino demostrar los dotes únicos y lograr ser reconocido como se debe. Para Ore Oni, un niño de solo 10 años, el solo hecho de concursar en un desafío matemático le permitió ganar becas, ser aplaudido a nivel mundial e invitado a futuros eventos con verdaderos genios del área, informa Kent Online.

Kent Online

Se suponía que era un desafío por cursos y la Escuela Bronte en Inglaterra logró posicionarse en los más altos puestos a nivel mundial para el día internacional de las matemáticas. Aún así, prácticamente todo el mérito se lo llevó Ore Oni al completar cada ejercicio y acertijo matemático el solo. A medida que avanzaban etapas, los retos se volvían más difíciles, pero el pequeño de 10 años no se dejaba vencer.

Ore Oni y sus compañeros vencieron a casi 2 millones de competidores, de escuelas de todo el mundo y de todos los años escolares, pudiendo alzarlse con el tercer puesto mundial y el segundo de Inglaterra.

Emma Wood, directora – Kent Online

Se trataba de rondas de solo 60 segundos, donde debían leer, analizar, resolver y responder, todo en ese tiempo y los estudiantes de la Escuela Bronte llegaron hasta la la pregunta número 20, luego de que ya Ore Oni había tomado las riendas de toda su clase, la cual ya se sentía incapaz de hacer los difíciles ejercicios.

“Ha sido un alumno sobresaliente durante su tiempo en Bronte School, y estamos increíblemente orgullosos de todo lo que ha logrado individualmente. Se le extrañará al final del año cuando se traslade a Dartford Grammar School for Boys, habiendo recibido puntajes sobresalientes en su examen”.

–Emma Wood, directora a Kent Online

Kent Online

Tras su gran desempeño, Ore Oni fue aceptado en una escuela de altísimo nivel, donde su familia y sus actuales profesores esperan que alcance su más alto potencial. Además ya fue preselccionado para la Champions Challenge, donde ya no solo enfrentará a estudiantes, sino a matemáticos de talla mundial, una oportunidad que creen le servirá para conocer las barreras que le quedan por superar.

Seleccionado además como jefe de curso, este año ganó por tercera vez consecutiva el premio a resolución de tablas en su escuela, ganándose el reconocimiento de los distintos salones. Sin duda extrañará a sus compañeros actuales, pero sabe que las matemáticas y el aprendizaje los mantendrá en constante contacto.

Puede interesarte