Por Camilo Morales
9 November, 2022

Romello Early estaba cansado de que los demás chicos se burlaran de su amigo Melvin por llevar zapatillas gastadas a la escuela así que le compró unas nuevas de 135 dólares. “Me dio un gran dolor de estómago ver a alguien que tiene que pasar por eso”, dijo el niño.

Aunque existan protocolos y leyes gubernamentales que buscan penalizarlo, el acoso escolar y el bullying son problemáticas que siguen ocurriendo detrás de las paredes de las aulas de clases alrededor del mundo.

Este tema ha sido enfrentado tanto por autoridades como por padres, ya que las consecuencias pueden ser graves a nivel psicológico y a nivel físico en los estudiantes que lo sufren.

Pixabay

Pero de lo que no se habla mucho es que son a veces los mismos alumnos que toman un rol participativo y se esfuerzan para que el acoso se elimine de raíz. Hace unos días se conoció una conmovedora historia entre dos muchachos de Nueva York, Estados Unidos.

Según información de La Vanguardia, se trata de Romello Early, un niño que se cansó de ver cómo se burlaban de su compañero Melvin Anderson y decidió tenderle una mano.

Pixabay

Melvin sufría un constrante acoso escolar por parte de sus compañeros porque siempre llevaba zapatillas gastadas a la escuela, ya que su familia no tenía dinero para comprarle unas nuevas. Decidido a cambiar su realidad, Romello usó su mesada y le compro unas Nike nuevas.

El maestro de la clase, Bryant Brown, fue testigo de cómo su estudiante le pasó las zapatillas nuevas y decidió publicar una foto de ambos en su Facebook.

Anita James

Mi estudiante Melo me dijo que estaba cansado de que otros estudiantes se metieran con Melvin por sus zapatos. Melo usó su mesada y le compró unos zapatos a Melvin. Esto es para lo que vivo, ser esa mano amiga“, escribió en sus redes sociales. 

Romello ocupó 135 dólares para comprarle unas Nike Dunks. “Me dio un gran dolor de estómago ver a alguien que tiene que pasar por eso, y que se metan con él sólo por su apariencia. Había ahorrado mi paga, así que le pedí a mi madre que me llevara a la zapatería para comprarle a Melvin unos zapatos, y al día siguiente vine y se los di“, explicó el niño.

Anita James

Este chico sabía muy bien por el acoso que estaba pasando Melvin, ya que a él mismo le habían hecho bullying por su baja estatura. “Romello estaba protegiendo y tratando de cambiar la historia de su amigo Melvin“, dijo su madre, Anita James.

Ahora Melvin está tan agradecido por el regalo de su amigo que quiere devolverle su gesto. Es por eso que comenzó a hacer tareas domésticas para juntar algo de dinero. Sin embargo, Romello le dejó en claro que se trataba de un regalo y que no tenía que devolvérselo.

Bryant Brown

Desde el colegio están al tanto de la situación y comenzaron una campaña contra el bullying en la que recaudarán dinero para ayudar a esos estudiantes que estén en la misma posición de Melvin. “El bullying ocurre todos los días, vamos a hacer todo lo posible para evitarlo“, aseguraron las autoridades.

Puede interesarte