Por Camilo Morales
30 septiembre, 2022

La mayoría de los padres estaban muy enojados con la estricta decisión de la autoridad. “Las acciones tomadas son completamente irrazonables y solo han servido para interrumpir la educación de mi hija”, dijo uno de los afectados.

Es cierto que cada institución escolar y educativa tiene sus propios reglamentos de convivencia, y también están claras las cosas que se permiten y las que no entre los estudiantes que asisten diariamente.

Sin embargo, también existen aquellos limites que rozan con actitudes que van contra la inclusión y fomentan la discriminación. Eso depende de cada caso.

Pixabay

En ese contexto, hace unos días se conoció una polémica ocurrida en la Escuela Deepings, en Lincolnshire, Reino Unido, en el que su director, Alun Ebenezer se puso en el centro de la tormenta por una controvertida decisión.

Según información de Daily Mail, la autoridad castigó a 50 niños por usar el tipo incorrecto de calcetines negros. El director explicó que estaba “decidido a elevar los estándares” al costo que fuese necesario.

Pixabay

La decisión causó la furia de los padres, quienes explicaron que el director tenía una “mano dura” extrema, ya que si bien los calcetines de los niños eran todos negros, éstos tenían distintas tonalidades y longitudes diferentes. Además, había alumnos que asistía con calcetines blancos.

La escuela requiere mejoras y estoy decidido a elevar los estándares y convertirla en una de las mejores escuelas del área. Creo apasionadamente en los estándares de uniforme, comportamiento, apariencia y actitud“, dijo Ebenezer.

Daily Mail

Para el director “las cosas pequeñas importan y yo diría que si un alumno lleva calcetines brillantes o blancos, se nota“.

Junto con eso, dijo que cualquier desliz en la disciplina podía ser nocivo para el desarrollo y el crecimiento de los jóvenes, y los podía “conducir a la carnicería”. “No quiero alumnos con un montón de calcetines multicolores que los hagan lucir desaliñados“, aseveró.

Premier Christianity

Muchos padres y apoderados quedaron desconcertados con la noticia cuando supieron que sus hijos habían sido expulsados del colegio solamente por sus calcetines.

Uno de los padres, quien prefirió guardar su identidad y que estaba muy molesto con la situación, dijo que “las acciones tomadas son completamente irrazonables y solo han servido para interrumpir la educación de mi hija.

James Linsell Clark

La mayoría de los perjudicados explicaron que la mejor manera de solucionar estos casos era hablar con los estudiantes y darles advertencias, pero no expulsarlos de inmediato.

Ebenezer dijo que ha continuado excluyendo alumnos que no cumplen el reglamento de vestimenta. A pesar de que piensa que pueden haber problemas está tranquilo. “Les dije a los maestros que el primer semestre será difícil, pero la cultura habrá cambiado para cuando la escuela abra después de las vacaciones“, cerró.

Puede interesarte