Por Valentina Miranda
1 septiembre, 2022

Djream y su familia no se rindieron cuando le detectaron un tumor en el cuello, que se había extendido hasta sus pulmones a la edad de 2 años. Gracias a su lucha y al apoyo recibido, pudo tocar la campana del hospital para decir que había vencido a la enfermedad junto al equipo médico.

No hay padre que no desee que su hijo sea feliz, esté sano y disfrute su vida como quiera, sobre todo durante la niñez. Sin embargo, a algunos les toca pasar por momentos muy difíciles en los que el valor, motivación y fe son fundamentales para salir adelante.

Algo que a veces supera a los mismos papás, pero ellos se convierten en la fuente que les da las fuerzas para continuar y salir vencedores ante la adversidad. Djream es una niña de 5 años que luego de enfrentar una larga batalla contra el cáncer, al fin terminó su tratamiento.

Instagram: littlewishesorg

La noticia de que Djream padecía cáncer fue algo que golpeó a sus padres, especialmente por la edad en que los doctores se lo diagnosticaron ya que era muy pequeña, puesto que tenía tan solo 2 años de edad.

Demasiado joven para enfrentarse a un gran rival, pero siempre contó con el apoyo de su familia y el hospital donde comenzó su lucha para vencerlo.

Instagram: littlewishesorg

La organización sin fines de lucro Little Wishes publicó en Instagram la historia de Djream, donde relató que le habían encontrado un raro tumor en su cuello que se propagó hasta sus pulmones.

Debido a la agresividad con la que esta enfermedad estaba afectando a la niña, los doctores consideraron que era de “alto riesgo” y que sus probabilidades de sobrevivir eran muy bajas, pero aún así no bajaron los brazos y asistió a todas sus sesiones de quimioterapia.

Instagram: littlewishesorg

Gracias a su motivación, persistencia y apoyo de sus seres queridos, Djream finalmente pudo tocar la campana del hospital para decir que había vencido el cáncer. “Ha sido un viaje extremadamente difícil”, dijo la organización en Instagram.

El equipo de hospital se reunió en el lugar para recibir felizmente a la pequeña por haber terminado su lucha. Con pompones y decoración de fiesta, todos celebraron este triunfo y Djream caminó por el pasillo con una gran sonrisa en su rostro, como se pudo ver en el video.

Mira el momento a continuación.

Djream pudo posar sonriente para la cámara y mostrar orgullosa un letrero que tenía un inspirador mensaje. Mi último día de tratamiento fue duro, pero yo era más fuerte, decía el cartel. Hay más niños que luchan como ella lo hizo, y su caso les da las fuerzas que necesitan para no rendirse.

Puede interesarte