Por Constanza Suárez
23 octubre, 2020

“Quiero mostrarle a la gente que hay una manera de salir de la adicción, soy una prueba viviente de eso. Tengo la vida más hermosa ahora y amo a las personas que tengo”, dijo el joven de 26 años que comenzó a consumir drogas a los 12.

Hunter Shepard, un joven de Parkersburg, Inglaterra, ha sido adicto a la heroína y metanfetamina por 10 años, drogas que destruyeron su cuerpo y apariencia por completo. Afortunadamente, comenzó un tratamiento de rehabilitación y logró recuperar su salud. 

La adicción del joven de 26 años era tan fuerte que robaba para financiarla, se quedó sin hogar y terminó viviendo en un automóvil. 

Hunter Shepard

“Me echaron de la escuela y terminé pasando dos años y medio de mi vida en la cárcel. Me quedé atrapado en este ciclo de cárcel, adicción, rehabilitación y recaída. Llegó al punto en el que estaba tan drogado con metanfetamina y heroína que ni siquiera sabía mi nombre”, contó el joven a Metro UK.

“Tuve una sobredosis y tuve que ir al hospital, estaba en un verdadero problema. Fui directamente a rehabilitación por sexta vez el 21 de febrero de 2018 y he estado limpio desde entonces. Habiendo estado en adicción activa durante tantos años, realmente me siento bendecido de seguir vivo”, agregó. 

Hunter Shepard

La lucha de Hunter con la adicción comenzó desde una edad temprana, cuando tenía solo 12 años. A pesar de su educación en una familia “amorosa”, Hunter dijo que desarrolló ira, depresión y ansiedad que cree comenzaron por su baja autoestima. 

Los videos del fatídico viaje de Hunter al hospital en febrero de 2018, que resultó ser el punto de inflexión en su vida, lo muestran drogado con drogas psicodélicas y en un estado indefenso de abuso de sustancias. Dijo que usa estos videos como un recordatorio oportuno de lo lejos que ha llegado y como motivación para continuar tomando buenas decisiones en la vida. 

Hunter Shepard

Hunter pasó cinco meses en un centro de rehabilitación de drogadictos en California antes de tomar la valiente decisión de mudarse de West Virginia, dejar atrás su antiguo pasado y comenzar una nueva vida en Yuma, Arizona, en el verano de 2018. Allí, se unió a un grupo de recuperación de drogas y alcohol en Facebook, una comunidad en línea donde hizo algunos amigos de larga distancia con ideas afines.

Hunter Shepard

Gracias a la rehabilitación, Hunter pasó de lucir demacrado y enfermo a ser saludable y feliz. Luce irreconocible en sus últimas fotografías. Actualmente celebra dos años sobrio y quiso festejar proponiéndole matrimonio a su novia Kyra Dawson

“Quiero mostrarle a la gente que hay una manera de salir de la adicción, soy una prueba viviente de eso. Tengo la vida más hermosa ahora y amo a las personas que tengo”, sentenció.

Hunter Shepard

¡Todo un ejemplo!

Puede interesarte