Por Alejandro Basulto
4 diciembre, 2020

La brasileña Edicleia de Arruda además fue la segunda mejor evaluada para el ingreso a la Facultad de Artes de la Universidad Federal de Santa María. Todavía tiene tiempo para alcanzar su meta.

La señora Edicleia de Arruda Zanini es un ejemplo de que nunca es tarde para cumplir anhelos del pasado. Debido a que tras tener que abandonar la escuela muy temprano, tuvo que trabajar en su adolescencia para mantener su hogar, y después casarse a la edad de 20 años, teniendo tres hijos a los que tuvo que criar, esta adulta mayor recién en el año 2013 pudo reanudar sus estudios en la EJA (Educación para Jóvenes y Adultos). Quería dedicarse a las artes y a la letras, y ni el tiempo ni los obstáculos que vendrían con él la detendrían.

@alicesiqeira / Twitter

Y es que Edicleia, incluso tuvo que primero superar un cáncer que pospuso su examen de ingreso a la universidad. Ya que un año después de obtener su diploma de secundaria, cuando pensaba tomar el examen de ingreso a la educación superior, le fue descubierto un linfoma, lo que obligó a esta jubilada a postergar sus estudios para tratar el cáncer. El que venció, luego de un tratamiento que terminó en el año 2018.

“Siempre quise hacerlo, pero no hubo oportunidad. Tuve que terminar el bachillerato en 2014, luego enfrenté el cáncer, lo que me hizo posponer un poco más el sueño. Desde el año pasado hasta aquí, mejoré y tomé el examen de ingreso sin pretensiones. Quería hacerlo, pero no esperaba la aprobación”.

– dijo Edicleia de Arruda Zanini, según consignó el medio Tribuna de Jundiaí

@alicesiqeira / Twitter

Lamentablemente, antes del examen, no había tenido tiempo ni dinero para conseguirse los libros necesarios para que le fuera bien en la evaluación. Sin embargo, contó con la ayuda de sus hijos y nietos, quienes al ver su perseverancia y esfuerzo, se sintieron aún más obligados a ayudarla a estudiar. A doña Edicleia siempre le apasionó la literatura clásica, leyendo mucho de Machado de Assis y José de Alencar en todos sus años de vida. Afición gracias a la que pudo dar un buen ensayo, que resultó siendo aprobado. Buena nueva que fue dada a conocer por su orgullosa nieta en Twitter.

“La publicación no fue algo pensado, sino espontáneo. Solo era para compartirlo con mis amigos, no imaginaba las repercusiones. Estamos en un momento con tanta negatividad y pensé que les gustaría. Posteriormente se me acercó mucha gente y me dijo que sirvió de inspiración para las madres o abuelos que estaban haciendo EJA”.

declaró al respecto su nieta, Alice–

@alicesiqeira / Twitter

Ella misma no tenía muchas esperanzas y realmente se vio sorprendida cuando vio su nombre entre la lista de aprobados. De hecho, ni siquiera se había molestado en revisar el correo electrónico para ver cómo le había ido. Pensaba lo peor. Y fue una de sus hijas quien leyó el resultado y la invitó a un almuerzo donde tenía todo especialmente preparado para darle la buena noticia. Y es que tampoco fue que solo aprobó, sino que además obtuvo la segunda mejor evaluación a nivel federal.

Situación ante la que la señora Edicleia están aún más contenta y ansiosa por empezar la universidad, para la que incluso se compró una computadora para las clases a distancia.

Puede interesarte