Por Camilo Morales
10 November, 2022

A pesar de que con este método pudo aprobar algunos exámenes, la chica contó que uno de los ayudantes de la clase descubrió que tenía las fórmulas escritas en sus uñas y la obligó a quitarlas.

Cuando un estudiante tiene que rendir exámenes también se enfrenta a la presión, el estrés y la angustia por tener que estudiar y cumplir con un buen rendimiento. Eso, a veces, los obliga a hacer cosas que rozan la ilegalidad o que derechamente son prohibidas.

Así fue como lo pensó una estudiante de Física en la universidad, quien a pesar de haber estudiado bastante aún no se sentía segura para rendir sus exámenes.

Pixabay

Como estaba tan nerviosa se le ocurrió ocupar las ventajas de su outfit y su look glamoroso: ocupó sus uñas para pegar diminutos trozos de papen en el que iban escritas pequeñas fórmulas matemáticas. De esta forma nadie la descubriría ni sospecharía de ella.

Y la chica tuvo razón. Su consejo dedicado a aquellos estudiantes que sean más osados se difundió tanto que llegó hasta Reddit, en donde la mayoría de los usuarios felicitaron a la muchacha por su ingenio.

Pixabay

Según la chica, su profesora de física nunca la vio copiar en los exámenes y desde entonces aprobó todo lo que rindió.

A pesar de que consiguió su ansiada meta, que era aprobar con buenas calificaciones, varias personas la criticaron porque posiblemente con esta jugada no haya aprendido nada y haya dejado pasar una invaluable cantidad de conocimiento por culpa de su pereza.

Twitter/@GLXZWDWYWS

De hecho, varios usuarios que también estudiaban física le escribieron que en vez de haberse esforzado tanto en crear los papelitos podría haberse aprendido fácilmente las fórmulas, ya que no eran tan complejas.

Otros defendieron la idea de la chica haya tenido el talento manual para haber escrito letras tan minúsculas y le quitaron gravedad al asunto, ya que en algunos exámenes de física, según ellos, lo importante no es aprenderse las fórmulas sino que solucionar los problemas matemáticos.

Twitter/@GLXZWDWYWS

Finalmente, y para mala fortuna, la chica reveló que uno de los ayudantes de la clase descubrió que tenía las fórmulas escritas en sus uñas y le obligó a que tenía que sacarse los papelitos de ahí. Su trampa no duró para siempre.

Puede interesarte