Por Alvaro Valenzuela
17 agosto, 2015

“Es una increíble pregunta. Primero que todo he estado en tus zapatos…”.

Gordon Ramsay o el Chef Ramsay es conocido por tener un carácter fuerte y ser, quizás, el peor o el más estricto jefe que alguien podría tener. En “Hell’s Kitchen” y otros programas de telerrealidad de cocina que conduce, hace añicos a los cocineros que no pueden llevar el ritmo o se equivocan en detalles pequeños. Ya sea con fuertes palabras, ironías o simplemente con insultos,  él deja a muchos llorando…

“Tú no deberías estar cerca de ninguna maldita comida!!”

Pero a pesar de su terrible reputación, el famoso cocinero y dueño de muchos restaurantes exitosos alrededor del mundo, decidió conectarse a la red social Reddit y responder las preguntas de todos sus seguidores y fanáticos de la cocina. Y cuando un cocinero decidió relatarle un gran problema que tenía en su vida a una persona tan ruda como Ramsey, se esperaba lo peor:

Captura de pantalla 2015-08-17 a las 11.22.39

Reddit

“Un colega cocinero aquí, aunque estoy todavía en un peldaño más abajo de donde estás tu ahora. Tengo una pregunta para ti ya que tú has estado ahí y lo has hecho. Estoy trabajando en una cocina Michelin en estos momentos, trabajando duro, hora tras hora, día tras día. Mis esperanzas y sueños no aparecen por ningún lado mientras corto y sirvo salmón tras salmón, tras pelar brote tras brote de habas. Mi cuerpo me pide un arreglo cada vez que me voy a dormir en la noche. Necesito comer más, entrenar un poco y ganar más peso, necesito un pequeño masaje en el cuello y en la espalda baja. Mi vida es un maldito desastre, como la de todos los cocineros. Lo más cercano que tengo a un padre es la figura amenazante que se pasea por la cocina ladrando órdenes y molestando cuando se necesita. Él no tiene el tiempo para escuchar mi mierda porque todos los otros cocineros alrededor mío están en la misma mierda. Algunos vienen de viviendas de protección social, algunos son adictos recuperados, uno estuvo en la cárcel. Solo hay un tipo que tiene todavía unos padres felizmente casados y es el chico blanco, graduado del Cordon Bleu que ayuda en la sección de la despensa.

A veces, cuando miro a través de la pequeña ventana puedo ver a las personas caminando por las calles, disfrutando de la luz del sol mientras yo estoy aquí, cuestionando mi dedicación a este arte, mientras saco comida del cuarto de frío, congelándome los dedos, pero el miedo al chef me detiene de dar un paso hacia afuera para calentarme. Cuando un mesero entra a dejar platos, a veces me gusta mirar un rato para ver el bello lugar abarrotado de personas felices, satisfechas y alegremente borrachas. Ellos se ven felices… Como alguien puede ser tan feliz como nuestros clientes? Tengo un puto padre endeudado en el otro lado del planeta llamándome por dinero cada seis meses. Amigos, mujeres, cualquier compañía que solo puedo llegar a soñar. Lo más cercano a un sentimiento de alegría son esos raros momentos en que camino por el comedor casi al final del servicio para tomar un café y ahí están algunos clientes probando uno de los pequeños pastelitos que laboriosamente dejamos perfectamente redondos, idénticos y son simplemente deliciosos. Entonces uno de ellos deja de conversar con su compañía, levanta la vista y dice “gracias chef, esto está delicioso”, haciendo que las 14 horas previas de sudor y lágrimas valgan la pena.

Mi pregunta es, ¿cómo lidiaste con eso? ¿Cómo pudiste lidiar con toda esa mierda Gordon? Porque “gracias chef” es lindo y todo. Muy lindo. De hecho, a veces tengo que aguantarme las lágrimas y liberarlas en el baño lleno de telarañas del staff. Lloro como un degenerado por un cumplido porque fue lo más cercano a estar feliz en meses. “Gracias chef” no termina con la miseria de mi madre ni la ayuda a aguantar a mi hermana pequeña que se comporta como una prostituta. “Gracias chef” no hace que a mi papá le crezcan pelotas y empiece a hacerse cargo de su vida. “Gracias chef” no ayudó a tu hermano a dejar de ser un drogadicto y levantar a tu familia de la pobreza. No ayuda en nada a ninguno de nosotros en la realidad, por Dios santo. Así que dime tú a mí, Gordon. Lo que me digas, yo lo escucharé…”

La respuesta de Gordon Ramsey fue increíble y sorprendió a muchos usuarios, ya que fue muy inspiradora y mostró un lado humano y empático del chef que no se ve en televisión:

Captura de pantalla 2015-08-17 a las 11.22.53

“Es una increíble pregunta. Primero que todo he estado en tus zapatos y lo que necesitas es tomarte un descanso. Salí de mi práctica en París después de que me patearan el trasero en algunos de los mejores restaurantes del mundo. Me tomé un tiempo y fui el chef privado en un yate. Y esos 6 a 9 meses me permitieron regenerarme. He estado en el suelo, tal como tú lo describes. Cocinar a este nivel es muy intenso. Así que no te rindas. Sé honesto contigo mismo y tómate un mes libre. Ahora, que ese mes fuera sea simplemente un paso atrás. Si hay algo que le he enseñado a mis pequeños chefs actualmente es a trabajar duro y no desilusionarse al ver el cuadro completo.

Eso es lo más importante a la hora de cocinar. Tú podrías estar trabajando conmigo en algún lugar en el camino a Atlantic City, o podrías viajar por todo el mundo y aún así conseguir un trabajo en una cocina, y aún así tener algo de descanso al mismo tiempo. Eso es lo que te sugiero, dar un paso al costado por un mes, apagar todo y después empezar de nuevo en 4 o 5 semanas.

Escucha, si me mandas tu currículum yo podría ver si puedo ponerte en alguno de los restaurantes para tener experiencia de trabajo. Si quieres ver algo diferente y asegurarte de que no saldrás de los rieles, puedes ver algo diferente y mantener tu interés. Nunca te rindas pero no temas tomarte un descanso. Yo lo hice, viajé por el mundo, por Cerdeña, Sicilia, y pasé  un gran momento. Y lo que aprendí de esa experiencia es que lo que puedo hacer en una hora en un bote lo hacía en 14-15 horas en una cocina profesional. Eso confirmará lo que has aprendido, cuando entres a un nuevo establecimiento. Demuestra lo fuerte que eres.”

Esperemos que el mensaje de Ramsey ayude a este joven y pueda superar el mal momento en que se encuentra. Esto además demuestra que quizá dentro de la cocina y en su programa de televisión puede ser bastante duro pero fuera de ella es simplemente un tipo normal.

 

Por último, esto nos enseña que debemos tener en consideración a la persona que está en la cocina del restaurante: a veces un “gracias chef” puede hacer la diferencia. Recuerda que estás personas no solo son mal pagadas sino que también tienen altos niveles de estrés y muchas horas de trabajo… A veces también se pueden equivocar.

Puede interesarte