Por Felipe Costa
9 abril, 2021

Michaela Davert nació con osteogénesis imperfecta y sus huesos son lo suficientemente frágiles como para fracturarse con un pequeño movimiento. Su condición le ha significado luchar cada día, incluso para conseguir amigos, pero con el tiempo ha demostrado todo lo que vale.

Cuando Michaela Davert nació, se convirtió en uno de los extraños y poco recurrentes casos de osteogénesis en el mundo, es más cuando aún estaba siendo gestada, los médicos le contaron a su madre que no habría mucho que hacer, asegurándole que su bebé no sobreviviría por demasiado tiempo después del parto. No obstante, la recién nacida demostró valentía por aferrarse a la vida y hoy, 22 años después, cuenta su historia a Love What Matters.

Michaela Davert

Michaela nació con osteogénesis imperfecta de nivel 3, esta enfermedad lo que provoca es que el cuerpo no produzca el colágeno suficiente o que aquel producido no sea de suficiente calidad, este último es su caso. El colágeno al no tener los suficientes nutrientes, hace que los huesos no se formen de la manera debida, haciéndolos extremadamente frágiles. El más mínimo movimiento brusco puede terminar en una lesión de gravedad.

Más de 100 fracturas y 27 cirugías son las que ha tenido que pasar la joven Michaela a sus 22 años, además de distintas afecciones médicas, como problemas respiratorios o alimenticios, aún así ha sabido disfrutar la vida.

Michaela Davert

Algo que jamás olvida es que venció todo pronóstico. Incluso antes de nacer los médicos le aconsejaban a su madre que no la tuviera, porque en el mejor de los casos crecería, pero llenándose de sufrimiento. Luego de llegar al mundo fueron más de un par de doctores especializados que se negaron a atenderla, asegurando que no había tratamiento para su mal.

“Al crecer, aprendí rápidamente cómo la sociedad realmente ve la discapacidad. Aprendí a una edad temprana que la sociedad ve la discapacidad como una tragedia y simplemente como una circunstancia increíble. Esto está lejos de ser el caso. La verdad es que todos en la vida tienen diferentes circunstancias y desafíos. La única diferencia entre mis desafíos y los de otra persona es que los míos son más visibles”.

–Michaela Davert a Love What Matters

Michaela Davert

Michaela tuvo que luchar por tener amigos en la escuela, ya que no era un ambiente acogedor, lidiar con las miradas nunca fue sencillo, hasta el día que entendió que ser diferente no significaba luchar contra la marea sino con ella, intentando superarla. Llegando de sus estudios, una tarde entró a youtube y se dio cuenta que ella también podía aportar con su realidad y su belleza.

Cautivada por el mundo de la moda, decidió ser de las primeras vloggers de maquillaje con discapacidad física, así nació su canal FunsizedStyle, que de a poco fue ganando miles de suscriptores.

Michaela Davert

A medida que iba ganando fanáticos de todas partes del mundo, muchos comentaron su curiosidad por saber sobre su osteogénesis imperfecta. De esta forma, Michaela comenzó sus vloggs contando un poco más de su vida, informando sobre este tipo de discapacidad y generando, sin darse cuenta, consciencia en la gente. Es más, aquella cercanía le permitió a su audiencia estar al tanto para cuando la joven debió someterse a una importante cirugía por escoliosis.

Midiendo apenas medio metro de altura, la escoliosis (curvatura de la columna) es evidente y en su caso no solo le traía dolores, sino que también graves perjuicios para sus órganos internos. Sus pulmones se quedaban sin espacio y en cualquier minuto podían colapsar. Por suerte un buen grupo de especialistas atendieron su caso con rapidez, preparando una cirugía de alto riesgo que podía costarle la vida.

Michaela Davert

“Fue lo más difícil que había hecho en mi vida. Pero sabía que este dolor iba a tener un propósito y que valía la pena luchar por la vida. Eso es lo que me mantuvo en marcha durante los 3 meses más largos de mi vida”.

–Michaela Davert a Love What Matters

Aquel día que se enfrentaba al quirófano recuerda que su familia no era la única pendiente. Su comunidad de seguidores en internet crearon toda una campaña de mediatización dando a conocer su historia, lo que la volvió en un símbolo de la osteogénesis imperfecta a nivel mundial.

Michaela Davert

A tres años de dicha cirugía, Michaela, con un título universitario en Márketing aspira por seguir con su carrera en el mundo de la moda e intentar cambiar la percepción de la discapacidad. Cree en una industria inclusiva que permita ver la belleza desde sus distintos ángulos y de seguro, si en su vida ha podido atravesar momentos complicados, aquel objetivo parece ser tan solo uno más por conseguir.

Puede interesarte