Por Javiera González Dinamarca
20 January, 2023

“Para mí nunca el aspecto físico de alguien lo va a definir”, respondió la madre, Isabel Macedo, ante la ola de comentarios gordofóbicos.

La gordofobia es un problema enorme que enfrentamos como sociedad, y no solamente afecta a adultos, adolescentes y niños, sino que también a bebés. Esto quedó en evidencia cuando Isabel Macedo, actriz argentina, subió una foto de su pequeña de siete meses en traje de baño y en la playa. Fueron cientos los usuarios que le comentaron cosas negativas sobre el peso de la bebé.

La mujer subió cuatro fotos con la descripción “Ay Dios mío! No me alcanzan los segundos del día para agradecerte… Sos lo más“. Claramente la madre estaba muy feliz de compartir ese momento con su pequeña, pero la alegría se vio un poco nublada ante las críticas de algunos.

Por ejemplo, una persona escribió: “Discúlpame pero yo no veo normalmente bebés con sobrepeso. Debería llevarla al médico. Si sigue engordando así va a tener serios problemas de salud“. Asimismo, otra usuaria muy enojada aseveró: “¿Es normal la obesidad de esa criatura? ¿Les parece chiste? Tiene unas piernotas de mujer, no sean tan falsas“.

Sin embargo, los comentarios positivos superaron con creces los negativos. Muchos mencionaron que la pequeña se veía realmente adorable y que daban ganas de comerla: “¡Es para comerla a besos! Felicidades familia“. Otra le preguntó: “¿Cómo haces para no morderla? Hermosa tu hija, te felicito”.

Isabel no se quedó callada, pues como muchos, encontró inaceptable que hablaran así del cuerpo de una niña de apenas 7 meses. La actriz mencionó que para ella la pequeña es “perfecta” y que en adelante haría de cuenta que no leyó los horribles comentarios.

Además también mencionó que va a intentar creer “en un mundo mejor, lleno de gente buena […] Porque la verdad es que para mí nunca el aspecto físico de alguien lo va a definir“. Otro punto importante es que explicó que no se va a enojar al respecto, y que prefiere dejar pasar ese tema.

Esperemos que en un futuro cercano el peso de las demás personas, y de nosotros mismos, no sea relevante. Hay muchas otras cosas por las cuales preocuparse y podemos utilizar nuestra energía en temas que no dañen la autoestima de otros.