Por Antonio Rosselot
25 January, 2021

Beatrice Salt (Inglaterra) tiene casi 600 ejemplares de “ponis” en su casa, y no planea detenerse nunca. Para saciar su sed de juguetes, incluso usó parte del ahorro destinado a comprar una casa con su novio.

Beatrice Salt, una chica de 27 años oriunda de Halesowen (Inglaterra), recibió su primer juguete de My Little Pony cuando apenas tenía tres años. Hoy, 25 años después de aquel trascendente regalo, la joven prácticamente hace su vida en torno a estos ponis de colores, teniendo una colección de casi 600 ejemplares.

De acuerdo a lo reportado por Metro, Beatrice tiene una habitación exclusivamente dedicada a su colección de My Little Pony en su casa, y admitió haber gastado alrededor de 20 mil libras esterlinas —más de 27 mil dólares— en engrosarla con el paso del tiempo.

William Lalley

“Mi colección actualmente ocupa el 75% de mi estudio, al que llamo ‘cuarto de los ponis’, a diferencia de la oficina. Tengo 39 repisas llenas de cosas de ‘My Little Pony’, desde patines, libros y castillos de juguete”.

—Beatrice Salt vía Metro

La chica explica su afición por estos juguetes, señalando que cuando era pequeña los encontraba “la cosa más adorable que haya visto”, sensación que evidentemente mantiene hasta el día de hoy.

Comenta que le encanta ver los distintos diseños y colores de su colección, además de acumular otros productos relacionados a la franquicia, como camisetas y edredones, por ejemplo. Incluso ha llegado a comprar ropa de bebé inspirada en My Little Pony, porque “simplemente no puedo resistirme”.

Amazon

La afición de Beatrice por los ponis ha chocado con su paso a la adultez, teniendo que destinar parte de sus ganancias para otras responsabilidades. Pero los ponis siguen apareciendo en su casa, y es un placer que ella no intenta negar; ni siquiera teniendo un proyecto de ahorro para comprar una casa con Tijay, su novio.

“Me he hecho conocida por priorizar a los ponis en vez de las cosas que necesito. Estoy ahorrando para una casa pero, cuando los tiempos están duros, tiendo a comprar lo que me hace feliz en vez. Algunos días son más difíciles que otros y sólo hay una cosa que me puede animar, que es un poni. De verdad entiendo que es importante ahorrar para el futuro, pero no estoy de acuerdo si significa poner mi felicidad como última prioridad”.

—Beatrice Salt vía Metro

Probablemente cualquier persona se aburriría con el fanatismo de Beatrice y huiría lo más lejos posible, pero a pesar de que ella gastó parte de la plata de la casa futura, su novio Tijay la apoya incondicionalmente. Incluso le hace regalos inspirados en My Little Pony de vez en cuando, para subirle el ánimo cuando tiene sus períodos depresivos.

William Lalley

Beatrice actualmente compra de tres a cuatro ponis por mes y no tiene planes de detenerse. Dice que su sueño es tener “todos los ponis que existen”, y que le encantaría tener su propio museo de My Little Pony.

Bueno, independiente de su particular colección, suena bastante decidida en la vida y tiene sus objetivos claros. ¡Bien por ella!