Por Catalina Maldonado
22 septiembre, 2022

Actualmente Nancy Hauck está embarazada de su nieto, luego de que su hijo y su pareja no pudieran concebir hijos producto de la infertilidad. Si bien podía correr muchos riesgos, a sus 56 años lleva un embarazo con total normalidad.

Pese a que la edad ideal para tener un bebé es entre los 20 años a los 40, hay muchos casos que se escapan de esta “regla” y llegan con un embarazo a buen término. Así es el caso de Nancy Hauck, una mujer que decidió embarazarse a los 56 años.

Pero no para llevar a un hijo de ella, sino que decidió quedar embarazada de su propio nieto como forma de ayudar a su hijo y a su pareja traer a un bebé al mundo.

Nancy Hauck

Nancy Hauck decidió ser madre de alquiler para su hijo, Jeff Hauck, de 32 años, y su esposa, Cambria, de 30, después de que la pareja tuviera muchos problemas de fertilidad.

“Nunca imaginé que estaría embarazada a los 56 años o que esto sería posible, pero es lo más hermoso”, cuenta Nancy sobre esta especial experiencia que vive embarazada de su nieto.

Nancy Hauck

Su hijo y su esposa se sometieron a varios tratamientos de fertilidad y así pudieron tener a sus gemelas, Vera y Ayva, que ahora tienen tres. Luego volvieron a tener otro par de gemelos, llamados Diseal y Luka, pero el nacimiento fue traumático y llevó a Cambria a necesitar una histerectomía, dejándola incapaz de tener más hijos.

Con el deseo de tener otro bebé, fue Nancy quien se ofreció en darles otra oportunidad a la joven pareja. “Cambria ya no podía tener a sus propios hijos. Y tuve la sensación de que unos meses después debería ofrecerme a hacerlo”.

Nancy Hauck

“Le dije a mi hijo, y él lloró y se sorprendió. Ni siquiera le había dicho a mi esposo en ese momento, pero él realmente me apoyó”, contó Nancy sobre el inicio de este proceso. Pero, como era de esperarse, no era todo tan rápido debido a su edad.

“Pero para mi sorpresa, los médicos dijeron que estaba sana y que podía hacerlo y aquí estoy”, explicó Nancy sobre su caso en particular.

Nancy Hauck

Nancy comenzó su tratamiento hormonal en enero de 2022, inyectándose todos los días durante 12 semanas con la ayuda de su esposo y el padre de Jeff, Jason, de 59 años, optometrista. Luego, el embrión fertilizado se transfirió a su útero un mes después. Y estaban todos “sobre la luna” cuando funcionó.

“Fue un poco aterrador ya que habían pasado 26 años desde que tuve un bebé”, dijo Nancy. “Justo antes de la prueba de sangre tuve la sensación de que había funcionado, hice una prueba y resultó positiva”.

Nancy Hauck

Con respecto al embarazo, Nancy ha dicho que fue muy similar a los suyos, pero ha estado un poco más mareada de lo normal. “Me siento muy poderosa llevando a la hija de mi hijo”, dijo la madre que se prepara para dar a luz a su propio nieto.

Puede interesarte