Por Catalina Maldonado
3 November, 2021

La periodista argentina Agustina Kämpfer y su amigo, el chef Agustín Badaracco, tuvieron un hijo gracias al fruto de su sólida amistad. Si bien fue por concepción natural, la madre asegura que nunca más estuvieron juntos y crían a su pequeño solo como amigos.

Hoy las familias son diversas y eso se celebra. Ya no existe esa vieja concepción de que los niños debían llegar al mundo gracias a un padre y una madre, que debían estar casados o por lo menos en una relación. Sin embargo, entre toda esa diversidad, poco se ha escuchado de amigos que deciden tener hijos juntos.

Si bien es algo que no suena tan descabellado, y que incluso funciona mucho, lo cierto es que nos falta leer testimonios de amigos que realmente tuvieron hijos juntos y vivieron para contarlo. Tal es el caso de Agustina Kämpfer y su amigo, el chef Agustín Badaracco.

Instagram @agustinakampfer

En 2017, la periodista argentina sorprendió al contar que estaba esperando a su primer hijo, pues en ese momento no se encontraba en pareja y había tenido una ruptura hace poco. Sin embargo, tras todo el misterio en torno al padre de su bebé, Agustina decidió revelar que se trataba de su mejor amigo.

Instagram @agustinakampfer

Ambos anhelaban convertirse en padres, pero ninguno había encontrado a la pareja o el momento ideal para hacerlo. Hasta que se reencontraron y tomaron la decisión:

“Con Agustín, fuimos medio noviecitos en la adolescencia pero yo lo considero más mi amigo que mi noviecito porque fue algo fugaz e inocente. A través de todos estos años siempre estuvimos en contacto (él vive en México) y tuvimos muchas parejas… Nos contábamos y compartíamos todo. Tenemos mucho en común. El reencuentro fue a fines de enero cuando volví de la India y él vino a visitar a su familia. Fue entre mágico e inesperado porque hablamos de tener un hijo con mucha madurez, pero sin creer que iba a suceder tan rápidamente”. 

—dijo Agustina Kämpfer—.

A pesar de que Agustina mantuvo en privado la forma en que concibieron a Juan, el hijo de ambos, luego de dos años confesó que no se trató de una inseminación artificial como muchos supusieron, si no de un encuentro entre ambos.

“Fue por concepción natural, impulsados por el deseo que teníamos los dos de tener un hijo. Nunca fuimos pareja, nunca vamos a ser pareja. Con Agustín solo estuvimos juntos para tener un hijo, fue de una”, explicó la madre a Nosotros a la mañana. 

Instagram @agustinakampfer

Actualmente ella y Agustín comparten la crianza de Juan y se consideran una familia como cualquier otra: “Somos una familia de dos amigos que decidieron tener un hijo juntos, con todo este amor. Yo no necesito que Agus sea el hombre que espero en la vida, ni yo la mujer que él desea, porque sólo nos exigimos ser los mejores papás del mundo”.

¡Una linda familia formada en el amor!