Por Catalina Maldonado
22 April, 2021

Malcolm Cozart de 11 años, es hijo de una mujer blanca y un hombre negro, por lo que experimenta con peinados propios de su cultura. Sin embargo, fue objeto de prejuicios raciales en su escuela y permaneció 9 días aislado por usar trenzas.

Pese a que estamos en 2021 y los reglamentos tan estrictos parecieran ser cosa del pasado, aún existen escuelas o instituciones que permanecen con esas antiguas ideas, por ejemplo, de que los varones no pueden trenzar su cabello ni usar coletas. Sin embargo, cuando esos peinados traspasan solamente el tema estético y se convierte en un tema cultural, pueden ser acusados de discriminación. 

Así ha ocurrido con una escuela primaria ubicada en Texas, luego de que los padres del pequeño Malcolm Cozart de 11 años, los demandaron formalmente tras poner a su hijo en aislamiento por llegar con el cabello trenzado. 

Pixabay

Malcolm es hijo de una mujer blanca y un hombre negro, donde en este último tiempo el niño ha despertado interés por aprender más sobre su cultura, estudiar prácticas tribales africanas, incluidos peinados y el significado cultural detrás de ellos. 

Su madre, Hope Cozart, estuvo grata de ayudarlo pues, según indica, “tratamos de enseñarles a nuestros hijos sobre toda su cultura. Negros, blancos, nativos americanos, todo”. Por eso, y al ver a las tribus africanas, el pequeño decidió trenzar su cabello como forma de explorar su cultura.

YouTube KCENNews

El problema surgió cuando Malcolm Cozart regresó a la escuela con sus nuevas trenzas, donde fue inmediatamente castigado por su nueva apariencia. 

Según indican sus padres, el estudiante pasó 9 días en suspensión dentro de la escuela en lugar de participar en sus clases y recibir una educación. De hecho, se alojaba en una habitación aparte en un pequeño cubículo en una habitación vacía, donde solo había un maestro presente quien no le enseñaba nada.

YouTube KCENNews

Su madre, alarmada por la situación, decidió llamar a la escuela por su código de vestimenta escolar obsoleto y su trato desagradable a los estudiantes y su educación. Sin embargo, y al no recibir respuestas de la institución, decidió emprender acciones legales en un esfuerzo porque su hijo regresara a los estudios. 

Su abogado, Waukeen McCoy, declaró: “Creo que sus políticas de código de vestimenta están desactualizadas. Hay muchos distritos escolares independientes de Texas que tienen políticas obsoletas que evitan que los estudiantes varones tengan coletas, coletas, moños. No tiene ninguna base legítima. No tiene nada que ver con la educación de los estudiantes”.

YouTube KCENNews

Tanto los padres, como sus abogados, dijeron que esto se trata de un acto “discriminatorio para su raza y su cultura”, exigiendo que el alumno fuese de vuelto a su aula incluyendo a sus trenzas.

Hasta el momento, la escuela insiste en que el niño violó el código de vestimenta y no le permitirán regresar con sus trenzas en el cabello. 

Puede interesarte