Por Carla Cappello
13 octubre, 2017

Una de las apps de citas mas usadas, pero… ¿encontrarás al amor de tu vida?

El siglo XXI nos presentó las redes sociales. Ahora estar conectados con todo y todos cuando quisiéramos y donde quisiéramos sería posible.

Pero eso no fue todo lo que esta tecnología social nos trajo. Ahora no sólo podemos comentar en Twitter si es que el hombre descubre vida extraterrestre, sino que también podemos dejar de conocer gente en la vida real para conocer gente… ¡cibernéticamente!

¿Por qué? No sé. Pero que levante la mano el que nunca instaló Tinder.

Algunos nos rehusamos a creer que el amor puede llegar a estar ahí. En esa aplicación que nos muestra a personas desconocidas, buscando desde sexo hasta más sexo y ¡ah! sexo. O bueno quizás haya excepciones, pero la realidad es que algo tan frívolo suele ser poco creíble. ¿Guiarnos por una foto de perfil para decidir si nos gusta la persona o no? Paso.

En fin, muchas personas ponen toda su fe y dedicación a este cupido on-line y seguramente se preguntan ¿Voy a encontrar pareja acá? ¿Suena desesperado? ¿Qué hago yo, una mujer exitosa usando esto?

Bueno querida, no eres la única, pero deberías tener todo esto en cuenta:

No idealizar

Hay que admitirlo. La mayoría de las personas piensa que al poder decidir con quién de Tinder tendrá una cita, conseguirá finalmente a una persona tal cual como la imaginó. Habría que recordar que son mortales usando una aplicación, es la vida real.

Relajar las expectativas

Puede funcionar, como no. Como podría pasarte si conoces a alguien en una fiesta. La única diferencia es que al ser todo tan planeado, te generas más presión de la necesaria.

Ser realista

No solo con tus futuros “pretendientes” sino contigo misma. No hagas un Tinder que parezca un CV, llegado el momento podrás comentar quién eres, qué haces y porqué te destacas en la vida.

Mente abierta

Si vas a usar una aplicación como esta, relájate. Vívelo como una aventura, no como una obligación de encontrar a tu futuro esposo. Te vas a encontrar con todo tipo de personas y experiencias. Entonces si eres demasiado exigente y cerrada esto será una tortura para ti.

El amor en los tiempos de Tinder quizás no sea el ideal ni tenga el romanticismo que leíste en “Orgullo y Prejuicio”. Es una anécdota más de esta vida moderna, así que vívela.

Puede interesarte