Por Florencia Lara
30 septiembre, 2022

“Perdí la cuenta de las veces que le dije que no y le cerré la puerta de mi dormitorio”, dijo Sara sobre las razones por las que ahora exmarido la engañó. Ella cree tener la responsabilidad en un 100%.

Muchas parejas, al dar el gran sí frente al altar, están seguras que su matrimonio perdurará hasta el fin de los días, a pesar de las dificultades que podrían presentarse en el camino. Tal era el caso de Sara, pero todo se derrumbó al enterarse que su esposo tenía una aventura con otra mujer, y después de analizar que ella misma era la responsable del fracaso de su relación.

Sara Collins

Cuando Sara Collins, una mujer oriunda de Sussex, Inglaterra, conoció a Graham con apenas 23 años, ya sabía que sería el hombre de su vida.  Tan pronto se percataron de que compartían intereses en política y en religión, comenzaron a salir, y finalmente su acercamiento terminó en una gran boda para celebrar su amor.

Ese mismo amor es el que Sara pensó que se había mantenido durante los últimos 28 años de su matrimonio. Pero, cuando la mujer cumplió 52, se dio cuenta de que su feliz relación, era solo maravillosa desde su vereda.

Tras entrar a Instagram, Sara pudo ver que una mujer solía dejar mensajes en las fotografías de Graham. No debió investigar mucho más para percatarse de que la desconocida era la amante de su marido. Tras encarar a su esposo, él confirmó sus sospechas, y además aseguró que “jamás había sido tan feliz”.

This Morning

A pesar de que en un comienzo Sara cayó en la tristeza, pronto comenzó a pensar que todo era su culpa. Según relató la mujer, ella solo tuvo relaciones 5 veces en 10 años con su esposo, debido a problemas con su físico y autoestima después de sus tres embarazos. Aun así, Sara pensó que intimar no era realmente lo que los hacía felices como matrimonio.

“Fue después de que nuestro tercer hijo, otro hijo, también planeado, llegara en 2008 que las cosas cambiaron. Di a luz a través de una cesárea de emergencia. Los momentos previos me dejaron tan traumatizada. Además del costo emocional, hubo consecuencias físicas con las que lidiar. Las cicatrices me dejaron con un estómago feo y destrozado que dolía constantemente. En cuanto al sexo, estaba firmemente fuera de la agenda. Estaba convencida de que la cicatriz se volvería a abrir”.

Sara Collins en This Morning.

Sara, al contrario de lo que muchas mujeres hacen, sintió que fue culpa suya de que su esposo se involucrara a sus espaldas con otra mujer. De hecho, por la misma razón, fue ella quien dejó la casa tras el divorcio, mudándose nuevamente al hogar de su madre.

This Morning

“Perdí la cuenta de las veces que le dije que no, le cerré la puerta de mi dormitorio y cerré cualquier conversación sobre nuestra vida amorosa .Graham y yo estábamos teniendo sexo solo una vez cada dos años y habíamos hecho el amor tal vez cinco veces en la década anterior”.

Sara Collins en This Morning.

Sara Collins

La mujer a pesar de sentir culpa en las decisiones de su ahora exesposo, no pretende dar marcha atrás a su separación. Siente que dicho distanciamiento la ayuda finalmente a volver a empezar.

Puede interesarte