Por Teresa Donoso
20 April, 2015

Paciencia, un poco de humor y una actitud positiva son las claves para divertirte en el proceso.

Las citas se han transformado últimamente en un campo minado al cual sólo entran los valientes. Con múltiples reglas a la hora de utilizar medios de comunicación y estados en las redes sociales, no es extraño que hayamos olvidado cosas más esenciales a la hora de enfrentarnos cara a cara a nuestra potencial nueva pareja. Sí, probablemente también necesitamos consejos para saber cuando enviarles ese mensaje o como darnos cuenta si realmente no están tan interesados en nosotras, sin embargo, también es importante saber que hacer si todas tus amigas se mueren por él y tu sientes que es un chico común o si la presión por ser alguien que no eres comienza a consumirte.

No te preocupes, porque con un poco de paciencia, mucho humor y una actitud positiva podrás salir ilesa de este proceso y, quien sabe, quizás habiendo conocido al amor de tu vida. De cualquier forma, el sólo hecho de pasar por el campo de batalla del amor es causa para celebrar.

1. No estás obligada a que te guste alguien

152
Fuente: We Heart It

Parece obvio pero muchas veces no notamos la presión que ponemos en nosotras mismas. Puede que el chico sea genial, que sea guapo y que tenga todo lo que buscas en una potencial pareja, sin embargo, falta esa chispa, esa atracción natural que es necesaria en estos casos. Tus amigas opinas que no puedes dejar pasar esta oportunidad y que después de tu ex, que era un idiota y que ni siquiera tenía una sonrisa tan linda ni era tan cariñoso, esta es tu mejor opción. Por un lado sientes que no es lo correcto y por otro te atacan las dudas de que pasarías si le dieras una oportunidad.

Lamentablemente la atracción y la química no son algo que puedas fingir por mucho tiempo y pronto el agobio será mayor. Date un respiro, comprende que esta no es tu última oportunidad en la vida para conocer a alguien y asume que muchas veces, sin importar lo increíble que sea una persona, simplemente no es para ti.


 2. A veces tu definición de espacio personal será diferente, y está bien

153
Fuente: We Heart It

Muchas veces te encontrarás con personas que sienten que enviarte miles de mensajes al día o llamarte muchas veces está bien y que es una forma de demostrar afecto. Si bien me declaro culpable de esto (al menos con la gente que más aprecio y quiero) la verdad es que no todos tenemos la misma tolerancia ante estas interacciones. Puede que te sientas ahogada o que creas que la otra persona debiese darte un poco más de espacio pero al mismo tiempo nace el conflicto de no querer ser vista como alguien demasiado fría o de parecer desinteresada.

Todos tenemos diferentes preferencias y formas de interactuar, y si bien algunos pueden ser muy reservados (y está bien) es importante comprender las distintas necesidades que se dan dentro de una relación o posible relación y ser abiertos al respecto.


 3. No importa lo que piensen los demás

Si bien sabemos que nuestros seres queridos y amigos siempre quieren lo mejor para nosotros (y debiésemos escucharlos en la mayoría de los casos) también es posible que te presionen a tomar decisiones que no quieres o para las que aun no estás lista. Si no te sientes lista, sigue tu intuición y escucha lo que tú misma tienes para decirte y aconsejarte. No dejes de lado el conocimiento que tienes de ti misma a la hora de tomar una decisión. De la misma forma, si tus amigos no pueden soportar al chico con el que sales y tú nunca te habías sentido más feliz, no dejes que eso te haga dudar. Si él te quiere, te respeta y te trata con amor no necesitas nada más.

(Por supuesto, esto es muy diferente a cuando tus amigos y familia te aconsejan alejarte de alguien porque claramente no es una buena influencia o no te hace bien)


 4. La forma en la que se comunican es importante

154
Fuente: We Heart It

¿Te fijaste en la forma en la que acaba de tratar a la mesera? ¿Qué pasó cuando le contabas sobre lo mucho que te gustan las películas de cierto director y él sólo miraba su celular mientras murmuraba ‘ahá’? Si bien las personas pueden llegar a cambiar y a evolucionar, muchas veces es difícil que cambien conductas específicas que no te agradan. Por ello, y para evitar problemas y sufrimiento en el futuro, es clave que observes la forma en la que se mueven por el mundo o como tratan a los demás. Si claramente no puede prestarte atención porque lo que está pasando en su Facebook es mucho más interesante, no hay que pensarlo más. Excusas tales como ‘es sólo una fase’ o ‘quizás no es siempre así’ no son tus amigas en esta ocasión.

Manténte atenta, porque la forma en la que trata a los demás te dirá mucho sobre como podría tratarte a ti.


 5. Nunca intentes ser alguien que no eres

A veces lo tenemos todo: hay química, el chico te trata de forma increíble, es guapo, es respetuoso, tus amigos lo adoran pero… para estar con él tendrías que ser una persona muy diferente en muchos aspectos. Si bien podrías escoger realmente cambiar y ser esa persona (algo poco aconsejable, porque en el triste caso de que la relación terminara te quedarías atrapada siendo una persona que poco tiene que ver contigo) usualmente optarás por lo más sencillo, que es fingir. No sé si ya lo has experimentado en primera persona, pero en caso de que aun no lo sepas: mentir siempre termina mal, simplemente no hay otro camino ni resultado para esa decisión.

Si has decidido arriesgarte y salir al mundo de las citas ¡Bravo! te deseamos toda la suerte del mundo y sólo nos queda esperar que después de haber esperado tanto, cuando beses a este chico finalmente se convierta en tu príncipe azul.

Puede interesarte