Por Nicole Lavanchy
10 abril, 2015

Restringirnos la comida solo nos hace querer más. 

Seguimos pensando que la clave para estar saludables es hacer dieta, pero estamos equivocadas. En realidad, la clave para estar saludables es comer lo que queramos, cuando queramos, y ejercitarnos.

La verdad es que las dietas solo nos hacen estresarnos, impulsar nuestra ansiedad y privarnos de un acto natural del ser humano que es comer. En vez de sufrir cada vez que ponemos un bocado en nuestras bocas, deberíamos disfrutarlo. 

Debemos ser conscientes de que todos los cuerpos y metabolismos son distintos, por lo que tenemos que adecuarnos a eso y comer según lo que nuestro propio cuerpo nos exije. ¿No te ha pasado que después de comerte una gran hamburguesa con patatas comienzas a sentirte mal? ¿O que has pasado días sin ir al baño? Bueno, ese es tu cuerpo hablándote. 

Captura-de-pantalla-2015-04-09-a-las-16.05.06Fuente: We Heart It

Estamos constantemente rodeadas de información que nos dice qué comer o que no comer, y la verdad es que nunca escuchamos a nuestro propio cuerpo. Nadie más que él sabe qué es lo que le hará bien, por eso, deberíamos dejar de absorber tanta información externa y escuchar la interna. ¿Qué es lo que quiero decir con esto? Que deberías comer lo que quieras, cuando quieras.

Te puede parecer una locura lo que estoy diciendo pero en realidad esta es una filosofía que se está haciendo cada vez más conocida entre nutricionistas y psicólogos. Es llamada “comida intuitiva” y se basa en que nuestros instintos nos indiquen cuándo debemos comer. No se trata de comer una pizza a media noche todos los días, sino que la idea principal es decirle no a la dieta.

Captura-de-pantalla-2015-04-09-a-las-16.05.19Fuente: We Heart It

Se trata de comer cuando tengas hambre y parar cuando estés satisfecha. No comer por ansiedad y priorizar el deporte. 

Una vez que comiences a adaptarte a esta filosofía, conocerás tu cuerpo y verás cómo reacciona a diferentes comidas. Probablemente te irás dando cuenta de que te sentirás mejor si comes una fruta antes que una bolsa de patatas. Así que no pierdas el tiempo estresándote por qué comer, hay cosas más importantes que hacer. Tu cuerpo te está ayudando en esto y deberías escucharlo. 

Puede interesarte