Por Teresa Donoso
5 mayo, 2015

Es hora de alistarnos para las nuevas aventuras que nos depara la vida.

Puede que los recuerdos y que las cosas que atesoramos sean gran parte de nuestra identidad, sin embargo, aferrarnos mucho al pasado podría muchas veces detenernos en nuestro camino y evitar que disfrutemos de muchas cosas maravillosas. Es hora de ponernos de pie y decidirnos a seguir caminando mirando con atención todo lo que llena nuestra vida en el presente. Puede que quizás te cueste tomar la decisión y comenzar a mirar la vida con otros ojos, créeme, he estado en ese lugar y sé que no es sencillo. Sin embargo, nunca es tarde para decidir dejar el pasado donde debe estar: en el ayer. Tómate tu tiempo y disfruta del viaje.

591
Fuente: We Heart It

El problema de seguir mirando atrás una y otra vez es que vivimos una vida un poco más llena de frustraciones: parece como que nada fuese tan bueno como lo que teníamos antes. Al recordar vemos todo a través de la nostalgia, y a la distancia, nuestros recuerdos pierden el tinte real. Debes saber que nada es perfecto y que todo tiene cosas buenas y cosas malas. Comparar una cosa con otra nunca tendrá un buen efecto sobre nosotras, especialmente porque todo es diferente y todo tiene sus propias cualidades. Es hora de aprender a aceptar y dejar ser lo que es, dar gracias por lo que tuvimos y alistarnos para las nuevas aventuras que nos depara la vida.

De esta forma, tampoco nos damos la posibilidad de apreciar completamente lo que tenemos ahora. Puede que haya algo frente a tus ojos que estés pasando por alto en este mismo instante, algo valioso y hermoso, algo que incluso podría cambiar tu vida. Si siempre estás mirando hacia atrás es posible que las oportunidades que están justo frente a ti pasen desapercibidas.

592
Fuente: We Heart It

Con todo esto, no quiero decir que recordar esté mal. De hecho, una de las formas más bellas que tenemos de conectarnos con nuestro pasados, con nuestros recuerdos e incluso con esos seres queridos que ya no están con nosotros. Creo que la clave y la diferencia radica en atesorar el pasado en vez de anhelarlo. No podremos traer el ayer al hoy y es por eso que si lo atesoramos como algo valioso, lo honoramos y damos gracias por lo vivido eliminaremos esa sensación de constante tristeza por no conseguir eso que buscamos repetidamente sin lograr encontrar.

593
Fuente: We Heart It

Es hora de que tu vida deje de ser una búsqueda sin final, es hora de comenzar a mirar hacia adelante y darte permiso para abrir las alas y volar. Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, pero yo digo que lo mejor es todo lo que te depara el futuro, que aunque sea incierto, trae su propia belleza y felicidad con él.

Anímate, tienes mucho aun por vivir.

Puede interesarte